¿Y quién es ‘casta’? La #DobleMoral de los que acusan de ‘casta’

Casta, según la RAE, es “grupo que forma una clase especial y tiende a permanecer separado de los demás por su raza, religión, etc. En la India, grupo social de una unidad étnica mayor que se diferencia por su rango, que impone la endogamia y donde la pertenencia es un derecho de nacimiento”. Y yo añadiría que, en España, ‘casta’ es quien Pablo Iglesias, los de Podemos, 15M o Ciutadans señalan interesadamente con el dedo mientras son incapaces de ver en su propia casa.

‘Casta’, esa palabra que hasta hace poco usábamos para referirnos a sociedades como la India, o los galgos, pero que ahora está en boca de todas las tertulias y análisis políticos gracias a la eclosión de personajes y partidos que en teoría van en contra de esa ‘casta’. Una ‘casta’ que sería el sistema establecido, representado por los partidos tradicionales, PP y PSOE, las instituciones o el poder económico. Ahora todo es ‘casta’. ‘Casta’ por allí ‘casta’ por allá. Cualquier día un profesor reñirá a sus alumnos por no hacer los deberes y éstos le contestarán “calla, que tú eres casta”.

Sigue leyendo

Anuncios

¿Primarias sí o primarias no? La #DobleMoral de las primarias

https://ladoblemoral.com/2014/03/06/primarias-si-o-primarias-no-la-doblemoral-de-las-primarias/

Las primarias, esa fórmula ahora tan de boca en España, que el PSOE nos vende como si hubiese descubierto la Atlántida cuando hay países como EEUU que llevan practicándolas con normalidad desde hace décadas. Desde el punto de vista periodístico son un maná, pues todos sabemos que un proceso electoral interno con un candidato es un coñazo. Si fuera por los diarios y confidenciales serían primarias todos los días. Pero ¿Solucionan las primarias los problemas de los partidos y los políticos? ¿Acaban trayendo ventajas o inconvenientes? ¿Son de verdad una elección democrática y abierta o simple postureo del partido de turno para dárselas de democrático?

Este 9 de marzo es el primer ensayo de primarias abiertas socialistas en la Comunitat Valenciana (bueno, en el ‘país valencià’ que dicen ellos aunque el Estatuto y la propia sociedad no se identifique con eso, ya verán ellos) y ya están echando las campanas al vuelo. Unas primarias que, sin embargo, están prácticamente decididas antes de que se convocaran, con todo el aparato del partido, tanto aquí como en Ferraz, del lado del secretario general Ximo Puig. Algo que se corroboró cuando presentó más de la mitad de los avales. Las primarias del PSPV se quedan realmente en mero escaparate para coronar a Ximo Puig vistiéndolo de elección interna y no con la nominación de facto. Sólo podría dar algo de juego esos 50.000 simpatizantes agregados, y el hecho de que el voto es secreto (y uno puede avalar a Puig para que el líder no tome represalias y luego votar a Gaspar algo habitual en los tejemanejes del socialismo).

Sigue leyendo

Del plató a la lista electoral. La explosión de nuevos partidos

FOX+Amena=VOX

“Al paso que vamos salimos a tres partidos por cada habitante en España”. Con esta curiosa frase un anónimo en Twitter valoraba que en una misma semana hayamos contemplado el nacimiento de una nueva formación política, VOX, y de una plataforma, Podemos, esta última para aupar al tertuliano estrella de la extrema izquierda, Pablo Iglesias, a una candidatura europea. La efervescencia de nuevos partidos no ha dejado de crecer, alentados por la opinión pública y los medios, las tertulias de ‘gatos’, ‘al rojo vivo’ y demás, los gurús del Twitter, la llamada crisis del bipartidismo (o de la política en general) y la tan manida regeneración. Partidos que esconden detrás historias muy bonitas, mediáticamente hablando, del ciudadano cansado que decide coger el toro por los cuernos y trae un discurso nuevo para hacerse un hueco entre los grandes y de paso salvar esta corrompida sociedad, pero ¿El éxito de un tertuliano o de un tuitero significa que vaya a tener el mismo éxito en unas elecciones? ¿Qué recorrido tienen estos nuevos partidos? ¿Hay espacio para todos?

Primero, hay que decir que este fenómeno no es en absoluto nuevo, aunque ahora nos salgan siglas por todos lados como VOX, Podemos, Movimiento Ciudadano o UPyD (ésta con más recorrido). Antes de ellos ya lo intentaron otros personajes y fracasaron. O tuvieron un primer éxito, pero luego se desvanecieron. El más reciente de estos experimentos, y también uno de los más estrepitosos fracasos, fue la Sociedad Civil y Democracia de Mario Conde. Creía el ex banquero que por su alta audiencia y predilección en las tertulias televisivas y en las conferencias que daba a lo largo y ancho del territorio nacional le iban a llevar en volandas a un escaño, primero del Parlamento de Galicia, donde él veía más posibilidades al ser su tierra.

Sigue leyendo

La ‘renovación’ de UPyD

https://ladoblemoral.com/2013/12/17/la-renovacion-de-upyd/

“El partido de gente de izquierdas que vota la gente de derechas”, con esta frase, que tomo prestada, podemos hacer un fácil resumen de lo que se esconde detrás de UPyD, esa marca magenta que promete regeneración y se ha convertido en un mirlo blanco de cara a las próximas citas electorales. Un partido que carga contra la política tradicional dirigido, curiosamente, por gente que lleva 30 años en la política tradicional.

UPyD tiene un mensaje fresco que conecta con un sector de la población entre el centro derecha y el centro izquierda al que la política le ha decepcionado. ¿Pero qué hay si escarbamos un poco? ¿Es UPyD un partido transversal y sin ideología? No. Es falso que ya no existan las ideologías o las izquierdas y las derechas. Lo que pasa es que han cambiado y las líneas entre ambos a veces son más difusas, de modo que el ciudadano que se sitúa en el centro picotea de unos y otros.

Sigue leyendo