Así será el debate Valenciano-Cañete, historia de una ficción muy real

 

Presentador: A mi derecha, el candidato del PP, Miguel Arias Cañete, abogado del Estado, domina varios idiomas, eurodiputado entre 1986 y 1999 y ministro de Agricultura.

P: A mi izquierda, Elena Valenciano, eh, mmmm, empezó Derecho y luego se pasó a Políticas. No terminó, pero sólo le faltan dos asignaturas. Asegura que se aburría y ahora le da pereza acabar, aunque por dos asignaturas ¿no es usted un pelín vaga? Además, cuando fue eurodiputada se pelaba la mayoría de las sesiones.

Elena Valenciano: calle machista, ¿no ve que estaba ocupada extendiendo el gran progreso social que han traído los socialistas a España?

Sigue leyendo

Anuncios

La estrategia del no candidato Vs la ‘gran estadista’ Elena Valenciano

Imagen

Desde hace semanas no hay tertulia o mentidero político que no especule sobre el dilema de quién será el candidato del PP al Parlamento Europeo y quiénes le acompañarán en la lista. Mas cuando el resto de partidos, y especialmente el principal rival, el PSOE, ya tienen desde hace tiempo el candidato designado y de turné por los mítines de fin de semana. Cada vez que Rajoy asiste a un acto o reunión de partido surge el ‘ay, a ver si lo dice ya’, pero se quedan con las ganas. Algo que muchos califican como una torpeza de ‘los tiempos de Rajoy’, esos que se eternizan y desesperan a propios y extraños. Pero lejos de ser un error o una ‘marianada’ (o ‘arriolada’) más, es en realidad una estrategia bien meditada con toda su lógica y resultados tangibles.

El PSOE se apresuró en nombrar a Elena Valenciano, lugarteniente de Rubalcaba, como una señal, primero, de que van a por todas en estas elecciones al ser Valenciano la ‘número 2’ del PSOE (aunque si Valenciano es sinónimo de ir a por todas en Europa es bastante triste lo que ofrece el PSOE). Esperaba Rubalcaba que el PP nombrara su candidato al poco tiempo y empezar así el ‘combate de boxeo’, tres o cuatro meses antes de la cita electoral. Pero Rajoy no ha caído, por mucho que tanto desde dentro como fuera del partido se instara a despejar la incógnita. Y no sólo no ha entrado en el juego del PSOE, sino que les está ganando la partida.

Sigue leyendo

El Top 10 de la #DobleMoral en 2013

Doble Moral Rubalcaba

Rubalcaba. Sí, es cierto, Rubalcaba es en sí mismo la #DobleMoral personificada en política. Una persona que nos habla como si él no llevara 30 años en política y la mayoría de ellos metido en el Gobierno socialista, con sus chanchullos, fracasos y escándalos de por medio. Que echa en cara cifras del paro cuando él era el vicepresidente del Gobierno de los 5 millones de parados, que habla del camión que ha comprado el Gobierno para tirar chorros de agua cuando él gastó 1,6 millones en gases lacrimógenos en su último año de ministro… Pero de Rubalcaba en 2013 me quedo con esto, que fue el mayor ejercicio de cinismo posible: “la responsabilidad ante los ciudadanos no prescribe” y a continuación “un hecho indigno no deja de serlo por muchos años que pasen” ( http://www.elmundo.es/elmundo/2013/10/01/espana/1380630748.html ) . Pues Alfredo, tomando tus palabras, la responsabilidad y la indignadidad del Faisán o los GAL, de lo que tu sabes algo, no acaba por muchos años que pasen.

El cierre de RTVV. La medalla de oro de la #doblemoral a propósito del cierre de RTVV fue para el PSPV y sus socios de tripartito, que pasaron del “un ERE o lo que haga falta” o “nadie lloraría la muerte de Canal 9” a llorarla con grandes dosis de tragedia shakesperiana. Medalla de plata para algunos trabajadores de Canal 9 y su transformación psicológica sin precedentes. De decir sí buana a todo lo que pasaba en la casa a en cuestión de minutos echar las mayores pestes posibles y volverse ultracríticos, cuando se cortó el grifo del salario claro está. Viva su ética periodística. Medalla de bronce para Toni Cantó y Rosa Díez, uno por pasar de cobrar de la casa a querer derribarla con un misil y luego defender su oposición al cierre. Eso sí que es cambiar según sople el viento. Su jefa le acompaña por pasar de querer cerrar todas las TV autonómicas a sumarse también a las lágrimas de cocodrilo por Canal 9.

Sigue leyendo