La #DobleMoral de la izquierda con la libertad religiosa: islam es tolerancia y cristianismo es opresión

img_1043   img_1029

¿Ven las dos fotos que ilustran este artículo? La primera es del equipo de vóley playa de Egipto durante los Juegos Olímpicos de Río 2016. Levantó una polvareda y un intenso debate sobre si el Comité Olímpico Internacional debía aceptar que los países islámicos obligasen a sus deportistas a vestir como si estuviéramos en el siglo XVI o como si no hubiéramos alcanzado la igualdad entre hombres y mujeres (los deportistas masculinos musulmanes no van tapados). La segunda foto es portada de ayer mismo de un diario en Valencia. No estamos en Irán, en Arabia Saudí o en Qatar. Es la Valencia de PSOE y Compromís, partidos que han autorizado esto en pro de la “libertad religiosa”.

Los que vinieron a ‘rescatar personas’ con las banderas del laicismo, el feminismo y la progresía son los que amparan y hasta protegen escenas de mujeres tapadas hasta las cejas para hacer deporte. Imágenes que en España nunca antes habíamos visto. Ni siquiera en los tiempos de su añorado y multimencionado Franco. En 1950 se podía enseñar más chicha que la que muestra esta chica. Son tan feministas que favorecen actitudes como que una niña de doce años vaya tapada para jugar al baloncesto retrotrayéndonos a esos países donde las mujeres no tienen derecho a conducir o son apedreadas si hacen algo fuera de la sharia. Por cierto, que el reglamento del baloncesto impide llevar símbolos religiosos. De modo que si usted es cristiano no podrá llevar una cruz, pero si es musulmán podrá ahora ir vestido como si fuera a peregrinar a la Meca por obra y gracia de los progres de Compromís.
Sigue leyendo

Anuncios

¡Qué se mueran los viejos! ¡Qué no quede ninguno!

IMG_9945

“Que se mueran los feos, que no quede ninguno, pues no quitan las chicas, porque tienen muchas vista, porque tienen un arte especial para las conquistas”, cantaba Loquillo allá por los 80. El vocalista de los Trogloditas, que aún sigue en forma porque los viejos roqueros nunca mueren, debería haber sido la estrella invitada de la fiesta reconvertida en funeral de Podemos el 26J. Eso sí, con una pequeña actualización de su mítica canción: “que se mueran los viejos, que no quede ninguno, pues nos quitan los votos, porque los viejos peperos tienen mucha vista, porque tienen un arte especial para las conquistas”. Ya tendríamos hit del verano actualizado para las verbenas de las ‘ciudades del cambio’ para poner algo distendido entre las canciones de Pablo Hasel, la Gossa Sorda y ese monstruo de la canción melódica que entona el ‘Valencia eres una puta’.

 

Porque los viejos son los culpables de haber matado la ilusión y el cambio en España. De haber apagado los corazoncitos y la “sonrisa de un país” que nos traía la socialdemocracia nórdica del dúo Pablo-Alberto. Si por nórdico entendemos, claro está, Venezuela, Cuba o Grecia y por socialdemocracia aceptamos chavismo-comunismo como animal de compañía. No hay más explicación al resultado electoral. Ni siquiera el tan manido “heteropatriarcado” de Alberto Garzón. La culpa de que no tengamos el cielo en la tierra que traía Podemos es de una conjura de viejos egoístas gagás y engañados, junto a algún que otro millonario y sádico que le gusta que le roben, que fueron todos al unísono a votar para hundir el futuro de las generaciones futuras. Nunca un análisis electoral fue tan simple. Y por eso merecen ser exterminados. ¡A ver cuando se mueren esos viejos que bloquean la llegada triunfal de Pablo y sus huestes a la Moncloa! Sigue leyendo

Prohibido ser del PP

estudios y joven del PP

El otro día, uno de esos lumbreras de la kale borroka de la izquierda tuitera, esos que se esconden tras perfiles que no dan la cara ni el nombre, me respondió una cosa que me dejó catatónico: “¿Cómo puede una persona joven y con estudios ser del PP?”. Tras los cinco minutos iniciales de shock recordé que la izquierda de este país tiene un listado de la gente que no puede ser del PP, de derechas o de centro derecha (o incluso de Ciudadanos aunque estos no sepan ni qué son). El votante de derechas español sólo puede ser el típico hombre blanco, millonario, con tirantes y gomina, de toros y puro, machista, burro y sin corazón. Y quien se salga de este perfil recibirá el ataque airado de esa izquierda que tiene prohibidos a los demás ser derechas. Este es su ‘breve’ listado de prohibiciones.

Sigue leyendo

¿Qué es el ‘Gobierno a la valenciana’?

Oltra Puig 2

Gobierno a la valenciana: dícese del gobierno resultante de que el primer partido gane las elecciones pero se lo pasen por el forro, el segundo partido obtenga el peor resultado de su historia pero le regalen la presidencia de decoración, el tercer partido sea el que realmente mande y mangonee en el gobierno, el cuarto partido esté más perdido que una cabra en un garaje y el resto apoyen al segundo y al tercero a cambio de manejar desde la distancia. Esto señores es lo que en resumidas cuentas propone Pablo Iglesias al PSOE y por extensión al futuro de España.

Como sufridor de ‘un gobierno a la valenciana’, y no en silencio como las hemorroides, sé bastante del tema. Y ahora que Pablo nos ha puesto de moda (bueno, les ha puesto, que yo en ese esperpento no me incluyo) convendría pararse un poquito y conocer qué es realmente ese maná podemita con el que Pablo quiere seducir a Pedro bajo el apellido de ‘valenciano’.

Sigue leyendo

El argumentario de Podemos

IMG_0242

Desvelamos en exclusiva el argumentario base de Podemos. Ya no tendrá excusa para no contestar ni pensar como un podemita. Súmese a “la gente”.

– Si sacan 69 diputados (de los que suyos en solitario son 42): son “la gente”, “el “pueblo”, la “mayoría para reformar la Constitución y el sistema”. Que sí, que sí, que sí nos representan.
– Si los demás sacan 281 diputados: son casta, los mercados. Que no, que no, que no nos representan.

– Si se trata de contar diputados: somos 69, una gran fuerza de cambio.
– Si se trata de contar subvenciones y turnos de palabra: somos 4 confluencias que no tenemos nada que ver.

– Si la UDEF investiga al PP o a otros partidos: qué buen trabajo realiza la UDEF para desenmascarar y denunciar a estos corruptos.
– Si la UDEF investiga a Podemos: está al servicio de los aparatos y las cloacas del Estado para desprestigiarnos y lanzarnos mentiras.

Sigue leyendo

Yo votaré a Rajoy

IMG_6361

No es el más guapo, ni el que mejor comunica, ni el que tiene más carisma, ni ha ganado un concurso de oratoria, ni parece sacado de un show americano, pero yo votaré a Rajoy.

Yo votaré a Rajoy porque supo permanecer firme en los momentos más duros que atravesó España allá por 2012 cuando Europa, e incluso grandes empresarios españoles, forzaban para que España fuera rescatada y acabáramos como Grecia, con una economía intervenida, con un recorte del 10% en las pensiones o miles de funcionarios en la calle.

Sigue leyendo

El debate sobre el debate

meme rajoy

A unos días del inicio de la campaña electoral no estamos hablando de propuestas para crear empleo o bajar los impuestos, garantizar los servicios sociales o la unidad de España ante el cada vez más estrambótico independentismo catalán. La opinión pública está centrada en lo que hacen los políticos en la tele, en una campaña donde la parrilla televisiva ha sustituido al mitin político. Donde el candidato a presidente ya no sólo sale en en el informativo o la tertulia seria de la noche, sino también en El Hormiguero, y al paso que vamos, no os extrañe ver a Albert Rivera de tronista. En este contexto, surge con fuerza el debate espectáculo entre los líderes políticos, un formato hace tan sólo unos años olvidado tanto por políticos como por los propios medios. Recordemos que en la campaña de 2004, por ejemplo, no hubo ni siquiera debate entre los dos principales candidatos.

Pero lo curioso en esta explosión de ganas de debatir es que al final no se acaba hablando de qué se debate, sino del quién. Nos importa más el continente que el contenido. Tanto, que me he animado a escribir este artículo precisamente porque veía a muchos amigos comentando la conveniencia o no de que Rajoy participe en estos debates. No importa lo que vayan a decir, sino si va a ir o no a decirlo. Es la conclusión que se extrae tras el debate de El País sin Rajoy. ¿Alguien se acuerda de lo que se debatió? prácticamente no. Sólo que Rajoy no fue y todo el conjunto de teorías y columnas de opinión valorando el que no fuera.

Sigue leyendo