La #DobleMoral con los refugiados sirios

Refugiados (2)

Hipócritas. Sólo me nace deciros eso, hipócritas. Hipócrita nuestra sociedad, hipócritas los medios de comunicación e hipócrita la campeona de todos en hipocresía, la izquierda patria. Os lleváis las manos a la cabeza por la espeluznante foto de un niño muerto en una playa consecuencia de una guerra en Siria que lleva ¡Más de 4 años, 300.000 muertos y 10 millones de desplazados! Pero vosotros caéis ahora en la cuenta por una foto. Trucada al parecer para que fuera más espectacular. Sólo se os puede llamar hipócritas.

Hipócritas, vosotros, que tras un ver una foto pensáis que haciendo TT #BienvenidosRefugiados y declarando vuestra ciudad ‘ciudad refugio’ ya está el problema resuelto y os quitáis el runrún de la conciencia. Hipócritas que reclamáis que vengan todos los refugiados pero no os paráis a pensar más allá, en que eso no puede ser la solución a largo plazo. Hipócritas que pensáis que trayéndoles en un barco y recibiéndoles en el Veles e Vents, como ha propuesto Compromís, o colgando una lona al estilo ‘Bienvenido Míster Marshall’ como ha hecho Carmena en Madrid, está la cosa ya resuelta. Hipócritas que llegáis a proponer sandeces como que se aloje a los refugiados en los tinglados del puerto de Valencia que se usaron para la Fórmula 1. Oigan, que eso son almacenes sin nada. ¿Qué van a meter, a cien personas durmiendo en el suelo? El titular de prensa facilón ya lo tienen, “de Fórmula 1 a acogida de refugiados”, que es lo único que les importa, pero luego dar uno solución efectiva a estas personas ya es otra cosa, pandilla de hipócritas.

Sigue leyendo

La estrategia del no candidato Vs la ‘gran estadista’ Elena Valenciano

Imagen

Desde hace semanas no hay tertulia o mentidero político que no especule sobre el dilema de quién será el candidato del PP al Parlamento Europeo y quiénes le acompañarán en la lista. Mas cuando el resto de partidos, y especialmente el principal rival, el PSOE, ya tienen desde hace tiempo el candidato designado y de turné por los mítines de fin de semana. Cada vez que Rajoy asiste a un acto o reunión de partido surge el ‘ay, a ver si lo dice ya’, pero se quedan con las ganas. Algo que muchos califican como una torpeza de ‘los tiempos de Rajoy’, esos que se eternizan y desesperan a propios y extraños. Pero lejos de ser un error o una ‘marianada’ (o ‘arriolada’) más, es en realidad una estrategia bien meditada con toda su lógica y resultados tangibles.

El PSOE se apresuró en nombrar a Elena Valenciano, lugarteniente de Rubalcaba, como una señal, primero, de que van a por todas en estas elecciones al ser Valenciano la ‘número 2’ del PSOE (aunque si Valenciano es sinónimo de ir a por todas en Europa es bastante triste lo que ofrece el PSOE). Esperaba Rubalcaba que el PP nombrara su candidato al poco tiempo y empezar así el ‘combate de boxeo’, tres o cuatro meses antes de la cita electoral. Pero Rajoy no ha caído, por mucho que tanto desde dentro como fuera del partido se instara a despejar la incógnita. Y no sólo no ha entrado en el juego del PSOE, sino que les está ganando la partida.

Sigue leyendo