El ébola y la cainita izquierda española: cuanto peor, mejor

IMG_5377No había visto tantos especialistas en enfermedades contagiosas y en protocolos del ébola que en las últimas 12 horas. Ahora todos saben qué hacer si se repatria a un contagiado, como tratarle para evitar contagios y cómo aislarle para evitar infecciones. Y oye, todo ello expresado en un tuit de 140 caracteres. Sí hay lumbreras en España, sí. con tanto intelectual experto en patologías deberíamos ser la primera potencia mundial en medicina. En realidad todo esto es muy español: hablar de un tema que salta a la actualidad sin tener ni puta idea, y hacerlo como si se fuera un experto en la materia. Ya lo dice la gente: España tiene 46 millones de seleccionadores de fútbol y de presidentes de Gobierno y el país se arregla en media hora de birras con amigos en una barra de bar. Ahora además también tenemos 46 millones de expertos en ébola.
Sigue leyendo

¿Y quién es ‘casta’? La #DobleMoral de los que acusan de ‘casta’

Casta, según la RAE, es “grupo que forma una clase especial y tiende a permanecer separado de los demás por su raza, religión, etc. En la India, grupo social de una unidad étnica mayor que se diferencia por su rango, que impone la endogamia y donde la pertenencia es un derecho de nacimiento”. Y yo añadiría que, en España, ‘casta’ es quien Pablo Iglesias, los de Podemos, 15M o Ciutadans señalan interesadamente con el dedo mientras son incapaces de ver en su propia casa.

‘Casta’, esa palabra que hasta hace poco usábamos para referirnos a sociedades como la India, o los galgos, pero que ahora está en boca de todas las tertulias y análisis políticos gracias a la eclosión de personajes y partidos que en teoría van en contra de esa ‘casta’. Una ‘casta’ que sería el sistema establecido, representado por los partidos tradicionales, PP y PSOE, las instituciones o el poder económico. Ahora todo es ‘casta’. ‘Casta’ por allí ‘casta’ por allá. Cualquier día un profesor reñirá a sus alumnos por no hacer los deberes y éstos le contestarán “calla, que tú eres casta”.

Sigue leyendo

Desgranando el fenómeno Podemos

Imagen

Sí, ya sé que este es el enésimo artículo que lee sobre Podemos y Pablo Iglesias después de que el domingo pegara el campanazo y se proclamara vencedor moral, con permiso de ERC en Cataluña, de las elecciones europeas. A diferencia de otros, voy a intentar no demonizar con topicazos qué es lo que hay detrás de Podemos ni tampoco a convertirlo en la quintaesencia de la democracia y la regeneración como pretenden otros.

Primero, no creo que Podemos sean cuatro fikis y perroflautas como han apuntado algunos gurús o piensa mucha gente. Detrás de Pablo Iglesias hay un grupo de personas que lo tienen todo medido y estudiado, que tienen una estrategia muy clara. Gente que sale de la Universidad, de la Complutense, con preparación, y no de una reunión de fumetas que se han pasado con la cachimba y deciden montar un partido. Es más, ya he escuchado a varias personas afirmar que todo parece un experimento sociológico. Sí, sé que esta teoría es un poco de película, pero Podemos algo de experimento tiene, se podría hacer perfectamente un estudio de cómo de la nada se logra tal sorprendente resultado. Como en la película ‘La Ola’.

Sigue leyendo

La #DobleMoral con las protestas: en Venezuela y Ucrania fascistas, en Gamonal héroes

https://ladoblemoral.com/2014/02/18/la-doblemoral-con-las-protestas-en-venezuela-y-ucrania-fascistas-en-gamonal-heroes/

El otro día, con motivo de la tragedia de Ceuta en la que fallecieron varios inmigrantes, la izquierda patria se lanzó al monte de Twitter a reclamar la dimisión del ministro del ramo y lanzar todo tipo de proclamas contra el Gobierno y esa Guardia Civil inhumana y fascista que tira pelotas de goma porque como todo buen progre sabe es una sádica asesina. Las declaraciones grandilocuentes sobre la tragedia también empezaron a circular por los medios, con el argumentario del PSOE a la cabeza de que “si hubieran sido blancos y con DNI español” ya habría habido dimisiones (por cierto, curiosa aquí la inmensa #doblemoral de los socialistas, que ahora se rasgan las vestiduras y lloran detrás de un arbusto como Elena Valenciano pero que durante la etapa de ZP usaban las mismas tácticas disuasorias y donde también fallecieron por desgracia inmigrantes).

 

El mismo día que pasaba esto, en Venezuela el gobierno chachiguay que tanto mola a la izquierda populista española reprimía con una violencia feroz y con muertes a los manifestantes contra el régimen de Maduro. Volví a mirar la lista de los 10 Trending Topic del día, esperando un hashstag de condena, una cadena de mensajes de apoyo al pueblo de Venezuela, pero nada de nada. Es más, me metí en los perfiles de aquellos que estaban indignados con el tema de Ceuta y cuál fue mi sorpresa, (bueno, sorpresa no, en muchos casos los ves venir a kilómetros), el tema de Venezuela no salía por ninguna parte. Silencio absoluto.

 

Sigue leyendo

La #DobleMoral republicana de la izquierda. Sí, hay republicanos de derechas

Bandera Republicana

Me hace mucha gracia la gente que etiqueta determinadas posturas ideológicas, como esa de que no se puede ser republicano y de derechas. De la misma manera que lo creen incompatible con ser ecologista, feminista e incluso homosexual (sí, algunos creen que los gays sólo pueden votar a la izquierda, pero esto da para otro artículo). Esos que ven un mundo etiquetado con simplismos como “si es de derecha, es monárquico, y si es de izquierdas, republicano”, “si es de derechas, pro-Israel, si es de izquierdas, pro-Palestina”, y así un largo etcétera.

Si nos atenemos a lo que en sentido estricto significa ser ‘republicano’, la RAE lo deja claro “partidario de este género de Gobierno. Organización del Estado cuya máxima autoridad es elegida por los ciudadanos o por el Parlamento para un período determinado. En algunos países, régimen no monárquico”. Vamos, simple y llanamente, querer un Estado donde no haya rey. Así que republicano puede ser desde un fascista, un comunista, una persona de derechas, de izquierdas, nacionalista o del partido de la marihuana. El problema de España es que la izquierda confunde ‘republicanismo’ con ‘apología de la II República’, como si todos los que quisieran un Estado sin monarquía tuvieran que ser admiradores del régimen del 31 al 36 y de la bandera tricolor.

Sigue leyendo

La #DobleMoral femiprogre

‘Femiprogre’, en su versión más radical ‘hembrismo’ o ‘feminazi’ (término usado por académicos como Pérez Reverte http://www.abc.es/20120306/cultura/abci-perez-reverte-estaba-siendo-201203060909.html ), dícese de la mujer de izquierdas que pervierte la igualdad entre hombres y mujeres convirtiéndola en la superioridad y el odio de unas contra unos, obsesionándose con imponer esa visión y creyendo a pies juntillas que las mujeres y feministas sólo pueden ser de izquierdas. La cosmovisión femiprogre, como no podía ser de otra forma, se sustenta en el mayor topicazo de todos: apoderarse de la defensa de la mujer como patrimonio único de la izquierda. Pero veremos como esa defensa no es tal, sino más bien acaba en el esperpento y el rechazo.

Me comentaba el otro día una compañera de partido concejala que, en una cena con asociaciones de mujeres, de izquierdas ellas, una le dijo que cómo era posible que teniendo esa sensibilidad y preparación estuviera en el PP, que se había equivocado. El problema del comentario, que no sé si responder con una carcajada o tristeza, es que no es algo aislado, sino el pensamiento extendido entre las femiprogres: tú no tienes derecho a defender a la mujer si eres de derechas. O lo que es peor, no hay mujeres preparadas en el centro-derecha (son señoronas que se dedican a fregar y cocinar para el marido), y si las hay, es porque viven en un estado de confusión que les impide ver las maravillas estelares de la izquierda. No se me ocurre forma más grotesca de machismo entre las que precisamente se creen que son las salvaguardas del feminismo.

Sigue leyendo

Hasta los mismismos

Imagen

Hasta ahí es donde estoy, sí, y perdone usted la expresión, de la doble moral que invade nuestra sociedad y que se dedica al asesinato mediático de personajes de derecha mientras ríe y aplaude los mismos comportamientos en la izquierda. Estoy hasta bajo del ombligo de que cada vez que alguien del PP, o que no comulgue con los postulados de la cosmovisión de la izquierda patria, abre la boca, empiece la temporada de caza y como cualquier perdiz de coto sea expuesto a las escopetas del escarnio mediático.

Sigue leyendo