La #DobleMoral de la izquierda con la libertad religiosa: islam es tolerancia y cristianismo es opresión

img_1043   img_1029

¿Ven las dos fotos que ilustran este artículo? La primera es del equipo de vóley playa de Egipto durante los Juegos Olímpicos de Río 2016. Levantó una polvareda y un intenso debate sobre si el Comité Olímpico Internacional debía aceptar que los países islámicos obligasen a sus deportistas a vestir como si estuviéramos en el siglo XVI o como si no hubiéramos alcanzado la igualdad entre hombres y mujeres (los deportistas masculinos musulmanes no van tapados). La segunda foto es portada de ayer mismo de un diario en Valencia. No estamos en Irán, en Arabia Saudí o en Qatar. Es la Valencia de PSOE y Compromís, partidos que han autorizado esto en pro de la “libertad religiosa”.

Los que vinieron a ‘rescatar personas’ con las banderas del laicismo, el feminismo y la progresía son los que amparan y hasta protegen escenas de mujeres tapadas hasta las cejas para hacer deporte. Imágenes que en España nunca antes habíamos visto. Ni siquiera en los tiempos de su añorado y multimencionado Franco. En 1950 se podía enseñar más chicha que la que muestra esta chica. Son tan feministas que favorecen actitudes como que una niña de doce años vaya tapada para jugar al baloncesto retrotrayéndonos a esos países donde las mujeres no tienen derecho a conducir o son apedreadas si hacen algo fuera de la sharia. Por cierto, que el reglamento del baloncesto impide llevar símbolos religiosos. De modo que si usted es cristiano no podrá llevar una cruz, pero si es musulmán podrá ahora ir vestido como si fuera a peregrinar a la Meca por obra y gracia de los progres de Compromís.
Sigue leyendo

Anuncios

Prohibido ser del PP

estudios y joven del PP

El otro día, uno de esos lumbreras de la kale borroka de la izquierda tuitera, esos que se esconden tras perfiles que no dan la cara ni el nombre, me respondió una cosa que me dejó catatónico: “¿Cómo puede una persona joven y con estudios ser del PP?”. Tras los cinco minutos iniciales de shock recordé que la izquierda de este país tiene un listado de la gente que no puede ser del PP, de derechas o de centro derecha (o incluso de Ciudadanos aunque estos no sepan ni qué son). El votante de derechas español sólo puede ser el típico hombre blanco, millonario, con tirantes y gomina, de toros y puro, machista, burro y sin corazón. Y quien se salga de este perfil recibirá el ataque airado de esa izquierda que tiene prohibidos a los demás ser derechas. Este es su ‘breve’ listado de prohibiciones.

Sigue leyendo

Y el PSOE volvió a sacar el dóberman: el socorrido machismo

Cuando se está nervioso, cuando no se tiene alternativa ni nada que ofrecer, cuando no hay nada que perder porque ya te dan como perdedor, entonces recurres al barro, a lo sucio, al ataque personal. En eso se ha transformado esta campaña europea que apuntaba aburrida y que ha acabado convirtiéndose en una discusión de marujas de portal a las 4 de la tarde sobre si fulanito es más o menos machista en lugar de lo que votaremos el domingo: Europa.

En el debate ya lo demostró, y cumplió a rajatabla el guion de ficción que había esbozado en un artículo días antes: aborto, ir de la más feminista del mundo, llamar machista al contrario y amnesia profunda de lo ocurrido hasta hace dos años ( https://ladoblemoral.com/2014/05/08/asi-sera-el-debate-valenciano-canete-historia-de-una-ficcion-muy-real/ ). Vamos, un compendio sobre la demagogia más descarada (con mueca de medio llorar y carta de un supuesto joven desesperado incluido) y ni una palabra o propuesta sobre Europa. No es que yo sea Sandro Rey y lo adivinase, es que el personaje es muy predecible, y no da para más. Elena lleva toda su vida con el mismo rollo y da igual que sean las elecciones europeas o las del presidente de la escalera, ella saca a pasear el aborto y su supuesto feminismo y a vivir que son dos días.

Sigue leyendo

La #DobleMoral femiprogre

‘Femiprogre’, en su versión más radical ‘hembrismo’ o ‘feminazi’ (término usado por académicos como Pérez Reverte http://www.abc.es/20120306/cultura/abci-perez-reverte-estaba-siendo-201203060909.html ), dícese de la mujer de izquierdas que pervierte la igualdad entre hombres y mujeres convirtiéndola en la superioridad y el odio de unas contra unos, obsesionándose con imponer esa visión y creyendo a pies juntillas que las mujeres y feministas sólo pueden ser de izquierdas. La cosmovisión femiprogre, como no podía ser de otra forma, se sustenta en el mayor topicazo de todos: apoderarse de la defensa de la mujer como patrimonio único de la izquierda. Pero veremos como esa defensa no es tal, sino más bien acaba en el esperpento y el rechazo.

Me comentaba el otro día una compañera de partido concejala que, en una cena con asociaciones de mujeres, de izquierdas ellas, una le dijo que cómo era posible que teniendo esa sensibilidad y preparación estuviera en el PP, que se había equivocado. El problema del comentario, que no sé si responder con una carcajada o tristeza, es que no es algo aislado, sino el pensamiento extendido entre las femiprogres: tú no tienes derecho a defender a la mujer si eres de derechas. O lo que es peor, no hay mujeres preparadas en el centro-derecha (son señoronas que se dedican a fregar y cocinar para el marido), y si las hay, es porque viven en un estado de confusión que les impide ver las maravillas estelares de la izquierda. No se me ocurre forma más grotesca de machismo entre las que precisamente se creen que son las salvaguardas del feminismo.

Sigue leyendo