La #DobleMoral con los refugiados sirios

Refugiados (2)

Hipócritas. Sólo me nace deciros eso, hipócritas. Hipócrita nuestra sociedad, hipócritas los medios de comunicación e hipócrita la campeona de todos en hipocresía, la izquierda patria. Os lleváis las manos a la cabeza por la espeluznante foto de un niño muerto en una playa consecuencia de una guerra en Siria que lleva ¡Más de 4 años, 300.000 muertos y 10 millones de desplazados! Pero vosotros caéis ahora en la cuenta por una foto. Trucada al parecer para que fuera más espectacular. Sólo se os puede llamar hipócritas.

Hipócritas, vosotros, que tras un ver una foto pensáis que haciendo TT #BienvenidosRefugiados y declarando vuestra ciudad ‘ciudad refugio’ ya está el problema resuelto y os quitáis el runrún de la conciencia. Hipócritas que reclamáis que vengan todos los refugiados pero no os paráis a pensar más allá, en que eso no puede ser la solución a largo plazo. Hipócritas que pensáis que trayéndoles en un barco y recibiéndoles en el Veles e Vents, como ha propuesto Compromís, o colgando una lona al estilo ‘Bienvenido Míster Marshall’ como ha hecho Carmena en Madrid, está la cosa ya resuelta. Hipócritas que llegáis a proponer sandeces como que se aloje a los refugiados en los tinglados del puerto de Valencia que se usaron para la Fórmula 1. Oigan, que eso son almacenes sin nada. ¿Qué van a meter, a cien personas durmiendo en el suelo? El titular de prensa facilón ya lo tienen, “de Fórmula 1 a acogida de refugiados”, que es lo único que les importa, pero luego dar uno solución efectiva a estas personas ya es otra cosa, pandilla de hipócritas.

Sigue leyendo

Y el PSOE volvió a sacar el dóberman: el socorrido machismo

Cuando se está nervioso, cuando no se tiene alternativa ni nada que ofrecer, cuando no hay nada que perder porque ya te dan como perdedor, entonces recurres al barro, a lo sucio, al ataque personal. En eso se ha transformado esta campaña europea que apuntaba aburrida y que ha acabado convirtiéndose en una discusión de marujas de portal a las 4 de la tarde sobre si fulanito es más o menos machista en lugar de lo que votaremos el domingo: Europa.

En el debate ya lo demostró, y cumplió a rajatabla el guion de ficción que había esbozado en un artículo días antes: aborto, ir de la más feminista del mundo, llamar machista al contrario y amnesia profunda de lo ocurrido hasta hace dos años ( https://ladoblemoral.com/2014/05/08/asi-sera-el-debate-valenciano-canete-historia-de-una-ficcion-muy-real/ ). Vamos, un compendio sobre la demagogia más descarada (con mueca de medio llorar y carta de un supuesto joven desesperado incluido) y ni una palabra o propuesta sobre Europa. No es que yo sea Sandro Rey y lo adivinase, es que el personaje es muy predecible, y no da para más. Elena lleva toda su vida con el mismo rollo y da igual que sean las elecciones europeas o las del presidente de la escalera, ella saca a pasear el aborto y su supuesto feminismo y a vivir que son dos días.

Sigue leyendo