Yo votaré a Rajoy

IMG_6361

No es el más guapo, ni el que mejor comunica, ni el que tiene más carisma, ni ha ganado un concurso de oratoria, ni parece sacado de un show americano, pero yo votaré a Rajoy.

Yo votaré a Rajoy porque supo permanecer firme en los momentos más duros que atravesó España allá por 2012 cuando Europa, e incluso grandes empresarios españoles, forzaban para que España fuera rescatada y acabáramos como Grecia, con una economía intervenida, con un recorte del 10% en las pensiones o miles de funcionarios en la calle.

Sigue leyendo

Anuncios

Pedro, saca el anticlericalismo para el personal que vamos a hacer un guateque

IMG_2773

Las elecciones en España, por mucha nueva política y líderes mediáticos que salgan, suelen repetir los mismos esquemas, sobre todo en lo que concierne al PSOE. Volverá el dóberman, volverá el falso feminismo que se autoadjudican (acusando a todo el que no defienda sus postulados de machistas) y ha vuelto ya otro clásico por estos lares: el anticlericalismo. Ha vuelto y con toda su fuerza. Por cierto, que tampoco se crea Pedro, antes ‘el guapo’, ahora el copión de programas electorales, que ha descubierto algo nuevo. La izquierda lleva azuzando ese fantasma desde finales del XIX para obtener algún rédito entre su parroquia más rancia. Eso sí, luego muchos de sus alcaldes no se pierden ni una procesión. Ya saben el dicho: a Dios rogando y con el mazo dando.

La nueva andanada anticlerical tiene que ver con la presencia de la Religión en los colegios. Uno de los grandes clásicos populares de la izquierda española. Pedro Sánchez se despachaba a gusto en todas las portadas con su gran idea si gana las elecciones: eliminar la asignatura de Religión de las horas escolares en los colegios públicos y, ojo con esto, en los concertados y privados. La propuesta de Pedro Sánchez parte de una gran falsedad que la izquierda no deja de repetir, que la LOMCE y el PP han metido la religión en los colegios. Eso no es cierto. En cualquier colegio público nadie tiene religión obligatoria. Quien quiera ir a Religión tiene esa opción, pero quien no quiera tiene otras alternativas. Así ha sido también cuando gobernaron ellos con González y Zapatero.

Sigue leyendo