50 sombras de Sánchez

SanchezEl pasado miércoles 11 de febrero, Susana Díaz acariciaba un gatito. A lo Marlon Brando sentado en su despacho de El Padrino con una sonrisa malévola. Y Pablo y Tania, la pareja de moda, brindaban con champán en el piso de VPO que la madrileña tiene en Rivas cortesía del Ayuntamiento comunista. Todos reían. Asistían a la inmolación del PSOE empezando por la Comunidad de Madrid. Ni en los mejores sueños de Pablo y Tania hubieran imaginado una jugada tan buena. En dos semanas se han cepillado a IU de Madrid y ahora Pedro I ‘El Guapo’ les hace el gran favor de dinamitar el PSM. Vía libre en toda la izquierda para que Podemos sea su fuerza de referencia. La única que plante cara al PP.

El plan maestro de Pablo Iglesias para sustituir un ‘bipartidismo’ (aunque no me gusta hablar de bipartidismo porque en España no existe tal) por otro está saliendo a la perfección. Ya se han cargado Izquierda Unida, los cuales, inocentes ellos, pensaban que la novia de Pablo no iba a ser un caballo de Troya. Ilusos. Ahora Cayo Lara dice que las ideas de Podemos son propias de Groucho Marx. Demasiado tarde. Habéis estado llorándoles y chupándoles el culo buscando la famosa ‘confluencia’ (bueno, Garzón sigue con la matraca no sea que se le acabe el chollo) y cuando os habéis dado cuenta que Pablo & Cia no quieren confluencia ni leches sino ser los reyes del mambo, ya es demasiado tarde. Se os han comido con patatas. Como se han comido a parte de Compromís (la más antisistema y no nacionalista), de la CUP o incluso de Bildu. El voto de ‘cabreo’ y contra lo establecido ya tiene forma de canalizarse. Pero Podemos no ha venido para quedarse con las migajas de la izquierda, con lo que queda a la izquierda del PSOE. Vienen a por la tarta entera.

Sigue leyendo

Anuncios