Carta abierta a Ada Colau y otros alcaldes del ‘cambio’

ada colau

Querida Ada, no soy militar. Ni tengo familia en el Ejército. Ni siquiera soy un acérrimo defensor de las intervenciones armadas. Pero lo que sí creo que soy, al menos eso intento en mi vida, es una persona educada, que sabe valorar el esfuerzo y trabajo propio como ajeno, y que está orgulloso de aquellos que trabajan por el bienestar de los demás. Orgulloso de mi nación, España, de mi patria, Valencia, y de las personas que incluso dan la vida por ella. Por eso, estimada, Ada, me parece vomitivo el desprecio con el que trataste a varios miembros de las Fuerzas Armadas en el Salón de la Enseñanza.

Tú, que no tienes ningún estudio o trabajo conocido. Tú, que antes de llegar a ser la alcaldesa gañán de una ciudad cosmopolita como Barcelona, antes de que te empezaran a llamar de La Sexta aprovechando el drama de los desahucios, antes de todo eso, sólo te dedicabas a disfrazarte para montar el pollo y a ser una actriz mediocre de papeles de extra en series de tercera. Tú, Ada, con esos antecedentes, tienes los santos cojones (perdón, ovarios, no me taches de machista) de decirles a unas personas, en un Salón de Enseñanza, esa que nunca has tenido (al menos superior), que su presencia sobraba.

Sigue leyendo

Anuncios