La estrategia del no candidato Vs la ‘gran estadista’ Elena Valenciano

Imagen

Desde hace semanas no hay tertulia o mentidero político que no especule sobre el dilema de quién será el candidato del PP al Parlamento Europeo y quiénes le acompañarán en la lista. Mas cuando el resto de partidos, y especialmente el principal rival, el PSOE, ya tienen desde hace tiempo el candidato designado y de turné por los mítines de fin de semana. Cada vez que Rajoy asiste a un acto o reunión de partido surge el ‘ay, a ver si lo dice ya’, pero se quedan con las ganas. Algo que muchos califican como una torpeza de ‘los tiempos de Rajoy’, esos que se eternizan y desesperan a propios y extraños. Pero lejos de ser un error o una ‘marianada’ (o ‘arriolada’) más, es en realidad una estrategia bien meditada con toda su lógica y resultados tangibles.

El PSOE se apresuró en nombrar a Elena Valenciano, lugarteniente de Rubalcaba, como una señal, primero, de que van a por todas en estas elecciones al ser Valenciano la ‘número 2’ del PSOE (aunque si Valenciano es sinónimo de ir a por todas en Europa es bastante triste lo que ofrece el PSOE). Esperaba Rubalcaba que el PP nombrara su candidato al poco tiempo y empezar así el ‘combate de boxeo’, tres o cuatro meses antes de la cita electoral. Pero Rajoy no ha caído, por mucho que tanto desde dentro como fuera del partido se instara a despejar la incógnita. Y no sólo no ha entrado en el juego del PSOE, sino que les está ganando la partida.

Sigue leyendo

Anuncios