El debate sobre el debate

meme rajoy

A unos días del inicio de la campaña electoral no estamos hablando de propuestas para crear empleo o bajar los impuestos, garantizar los servicios sociales o la unidad de España ante el cada vez más estrambótico independentismo catalán. La opinión pública está centrada en lo que hacen los políticos en la tele, en una campaña donde la parrilla televisiva ha sustituido al mitin político. Donde el candidato a presidente ya no sólo sale en en el informativo o la tertulia seria de la noche, sino también en El Hormiguero, y al paso que vamos, no os extrañe ver a Albert Rivera de tronista. En este contexto, surge con fuerza el debate espectáculo entre los líderes políticos, un formato hace tan sólo unos años olvidado tanto por políticos como por los propios medios. Recordemos que en la campaña de 2004, por ejemplo, no hubo ni siquiera debate entre los dos principales candidatos.

Pero lo curioso en esta explosión de ganas de debatir es que al final no se acaba hablando de qué se debate, sino del quién. Nos importa más el continente que el contenido. Tanto, que me he animado a escribir este artículo precisamente porque veía a muchos amigos comentando la conveniencia o no de que Rajoy participe en estos debates. No importa lo que vayan a decir, sino si va a ir o no a decirlo. Es la conclusión que se extrae tras el debate de El País sin Rajoy. ¿Alguien se acuerda de lo que se debatió? prácticamente no. Sólo que Rajoy no fue y todo el conjunto de teorías y columnas de opinión valorando el que no fuera.

Sigue leyendo

Anuncios