La #DobleMoral de la ‘Nueva Política’

Frikis

La ‘nueva política’ es esa que va en bici y en metro. Al menos el primer día para hacerse la foto de rigor. Luego al tercero, como nuestro señor Jesucristo, ya se sube al coche oficial, que la prensa bobalicona ya nos ha comprado la instantánea. Esa imagen en la que, ‘casualmente’, un fotógrafo está esperando en la parte interior del Ayuntamiento al que el nuevo alcalde de Valencia, Joan Ribó, haga su entrada en bici. Qué casualidades ¿eh?. Y si me pillan luego con el coche oficial, porque todos sabemos que van a tener que usarlo, digo que no pasa nada, que voy en un Ford (o en un SEAT de 40.000 euros como Ada Colau) y no en un Audi. Qué austero, ni que fueran en un SEAT Panda. Y en un ataque de demagogia te dicen que van a vender los coches oficiales para dar de comer a los pobres… Aunque cualquiera que sepa sumar sabrá que con el dinero que se saque no te da para comedores sociales y que tendrías una plantilla de conductores cobrando sin hacer nada. Por cierto ¿Ir en bici o en metro hace a uno mejor gestor? Porque leyendo algunos periódicos no me queda claro.

La ‘nueva política’ es esa que devuelve las instituciones a los ciudadanos. Y para demostrarlo Ribó abre el balcón del Ayuntamiento para que se llene de guiris. Debe ser que antes las instituciones estaban en manos de extraterrestres, o secuestradas por algún comando albanokosovar, porque si no no entiendo eso de ‘devolverlas a los ciudadanos’. ¿Qué acaso los anteriores gobernantes del PP eran marcianos y les votaban los minions? Pero ya saben como es la izquierda. Cuando gobiernan ellos, es que gobierna ‘el pueblo’ y la democracia es justa. Si gana el PP o el centro derecha, entonces las instituciones están en manos de la famosa ‘casta’.

Sigue leyendo

No es la izquierda ni la derecha… es el sistema, estúpido

https://ladoblemoral.com/2014/11/26/no-es-la-izquierda-ni-la-derecha-es-el-sistema-estupido/El otro día, en unas de esas típicas reuniones que realizan los partidos para analizar cómo debe ser la próxima campaña, y que a seis meses de las elecciones se multiplican como setas en otoño con opiniones para todos los gustos, asistía a un curioso debate entre varios compañeros de partido sobre si el PP era más o menos de derechas y eso lastraba sus posibilidades. Para algunos, los ciudadanos percibían la actual política del PP escorada a la derecha y eso le estaba sangrando en votos, por lo que había que “volver al centro” para recuperar a esa gente y parar la hemorragia. Otros opinaban todo lo contrario, que el PP está desideologizado, que ha abandonado precisamente los principios de centro derecha que le caracterizaban por la pura gestión, y eso era lo que le desconectaba de sus bases.

En medio del jaleo sobre quién tendría razón (probablemente todos y a la vez ninguno), me vino a la mente la famosa frase de la campaña de Bill Clinton readaptada a lo que estamos viviendo en la política española: no se trata de la izquierda o la derecha, se trata del sistema, estúpido. La gente no va a dejar de votar al PP porque lo vean más o menos de derechas, sino porque forma parte del “sistema”.Ven al PP de la misma forma que al PSOE, a IU, a los nacionalistas tradicionales o incluso a partidos como Compromís (el lío de las primarias y las cuotas por ver quien se coloca en el sillón los ha dejado al descubierto), como lo mismo: piezas de un sistema corrompido y viejo, lastrado de corruptelas, gente acomodada, gastos superfluos, engaños a los ciudadanos y alejado totalmente de la realidad y la sociedad.

Sigue leyendo

La elección directa de alcaldes o el fin del chollo de gobernar perdiendo elecciones

Campaña_Alcaldes_7Campaña_Alcaldes_6

“Secuestro a la democracia”, “fraude a la democracia”, “cacicada”, “golpe de Estado”, “trampa” “estratagema”… la lista de sandeces de la izquierda sobre la propuesta de elección directa de alcaldes es más larga que la de marcas blancas de Mercadona. Una lista, además, que denota la cara dura y desvergüenza de algunos por llamar “cacicada” o “fraude” a algo tan obvio y sencillo como que quien gane claramente una elecciones, gobierne, y no un popurri antinatura de perdedores. Es la desvergüenza de acusar de “cacicada” a los demás mientras ellos nombran alcaldes que no ha votado ni el 10% de los electores. “Fraude a la democracia”, señores, es que un señor que saca el 45% de los votos no sea alcalde y sea alguien sque nombran en pactos para joder al que ha ganado, no ya al siguiente en votos sino a personas a las que no votó ni 1 de cada 10 vecinos.

Sigue leyendo

Desgranando el fenómeno Podemos

Imagen

Sí, ya sé que este es el enésimo artículo que lee sobre Podemos y Pablo Iglesias después de que el domingo pegara el campanazo y se proclamara vencedor moral, con permiso de ERC en Cataluña, de las elecciones europeas. A diferencia de otros, voy a intentar no demonizar con topicazos qué es lo que hay detrás de Podemos ni tampoco a convertirlo en la quintaesencia de la democracia y la regeneración como pretenden otros.

Primero, no creo que Podemos sean cuatro fikis y perroflautas como han apuntado algunos gurús o piensa mucha gente. Detrás de Pablo Iglesias hay un grupo de personas que lo tienen todo medido y estudiado, que tienen una estrategia muy clara. Gente que sale de la Universidad, de la Complutense, con preparación, y no de una reunión de fumetas que se han pasado con la cachimba y deciden montar un partido. Es más, ya he escuchado a varias personas afirmar que todo parece un experimento sociológico. Sí, sé que esta teoría es un poco de película, pero Podemos algo de experimento tiene, se podría hacer perfectamente un estudio de cómo de la nada se logra tal sorprendente resultado. Como en la película ‘La Ola’.

Sigue leyendo