Corruptos de derechas Vs honestos de izquierdas

img_4551

La semana pasada la corrupción volvió a hacer tambalear los cimientos de nuestros sistema democrático y a poner en duda nuestra confianza en las instituciones. Una semana negra en la que se demostró que nadie está a salvo. Que esto no es un problema de un partido en concreto sino que es algo sistémico. Y que más vale callar ante el escándalo que sacude al contrario porque al día siguiente puede estallar una bomba más grande en tu propia casa. Pero lo más curioso de todo es la reacción de unos y otros ante este problema. Y como en los casos de corrupción, al parecer, también hay buenos y malos. Gente que merece que le ahorquen en la plaza pública y otros a los que se les pide respeto a su honestidad, y oye, casualmente los primeros siempre son del PP y los segundos de la izquierda.

Resulta inaudito como la ex ministra Carmen -Carma para los amigos- Chacón es capaz de burlarse de Rita Barberá en un tuit, a la que el juez investiga por un presunto blanqueo de mil euros, y en al siguiente comentario proclamar que José Antonio Griñán, al que el fiscal pide 6 años de cárcel por presuntamente embolsarse para los suyos 741 millones, es “riguroso, honesto e íntegro”. Hay que tener la cara de cemento armado. Rita no tiene derecho a su presunción por 1.000 euros pero Griñán sí por 741 millones ¿Y esta señora quería liderar el PSOE con semejante ética? Hay que tener poca vergüenza. Sigue leyendo

¡Qué se mueran los viejos! ¡Qué no quede ninguno!

IMG_9945

“Que se mueran los feos, que no quede ninguno, pues no quitan las chicas, porque tienen muchas vista, porque tienen un arte especial para las conquistas”, cantaba Loquillo allá por los 80. El vocalista de los Trogloditas, que aún sigue en forma porque los viejos roqueros nunca mueren, debería haber sido la estrella invitada de la fiesta reconvertida en funeral de Podemos el 26J. Eso sí, con una pequeña actualización de su mítica canción: “que se mueran los viejos, que no quede ninguno, pues nos quitan los votos, porque los viejos peperos tienen mucha vista, porque tienen un arte especial para las conquistas”. Ya tendríamos hit del verano actualizado para las verbenas de las ‘ciudades del cambio’ para poner algo distendido entre las canciones de Pablo Hasel, la Gossa Sorda y ese monstruo de la canción melódica que entona el ‘Valencia eres una puta’.

 

Porque los viejos son los culpables de haber matado la ilusión y el cambio en España. De haber apagado los corazoncitos y la “sonrisa de un país” que nos traía la socialdemocracia nórdica del dúo Pablo-Alberto. Si por nórdico entendemos, claro está, Venezuela, Cuba o Grecia y por socialdemocracia aceptamos chavismo-comunismo como animal de compañía. No hay más explicación al resultado electoral. Ni siquiera el tan manido “heteropatriarcado” de Alberto Garzón. La culpa de que no tengamos el cielo en la tierra que traía Podemos es de una conjura de viejos egoístas gagás y engañados, junto a algún que otro millonario y sádico que le gusta que le roben, que fueron todos al unísono a votar para hundir el futuro de las generaciones futuras. Nunca un análisis electoral fue tan simple. Y por eso merecen ser exterminados. ¡A ver cuando se mueren esos viejos que bloquean la llegada triunfal de Pablo y sus huestes a la Moncloa! Sigue leyendo

Prohibido ser del PP

estudios y joven del PP

El otro día, uno de esos lumbreras de la kale borroka de la izquierda tuitera, esos que se esconden tras perfiles que no dan la cara ni el nombre, me respondió una cosa que me dejó catatónico: “¿Cómo puede una persona joven y con estudios ser del PP?”. Tras los cinco minutos iniciales de shock recordé que la izquierda de este país tiene un listado de la gente que no puede ser del PP, de derechas o de centro derecha (o incluso de Ciudadanos aunque estos no sepan ni qué son). El votante de derechas español sólo puede ser el típico hombre blanco, millonario, con tirantes y gomina, de toros y puro, machista, burro y sin corazón. Y quien se salga de este perfil recibirá el ataque airado de esa izquierda que tiene prohibidos a los demás ser derechas. Este es su ‘breve’ listado de prohibiciones.

Sigue leyendo

¿Qué es el ‘Gobierno a la valenciana’?

Oltra Puig 2

Gobierno a la valenciana: dícese del gobierno resultante de que el primer partido gane las elecciones pero se lo pasen por el forro, el segundo partido obtenga el peor resultado de su historia pero le regalen la presidencia de decoración, el tercer partido sea el que realmente mande y mangonee en el gobierno, el cuarto partido esté más perdido que una cabra en un garaje y el resto apoyen al segundo y al tercero a cambio de manejar desde la distancia. Esto señores es lo que en resumidas cuentas propone Pablo Iglesias al PSOE y por extensión al futuro de España.

Como sufridor de ‘un gobierno a la valenciana’, y no en silencio como las hemorroides, sé bastante del tema. Y ahora que Pablo nos ha puesto de moda (bueno, les ha puesto, que yo en ese esperpento no me incluyo) convendría pararse un poquito y conocer qué es realmente ese maná podemita con el que Pablo quiere seducir a Pedro bajo el apellido de ‘valenciano’.

Sigue leyendo

Yo votaré a Rajoy

IMG_6361

No es el más guapo, ni el que mejor comunica, ni el que tiene más carisma, ni ha ganado un concurso de oratoria, ni parece sacado de un show americano, pero yo votaré a Rajoy.

Yo votaré a Rajoy porque supo permanecer firme en los momentos más duros que atravesó España allá por 2012 cuando Europa, e incluso grandes empresarios españoles, forzaban para que España fuera rescatada y acabáramos como Grecia, con una economía intervenida, con un recorte del 10% en las pensiones o miles de funcionarios en la calle.

Sigue leyendo

El debate sobre el debate

meme rajoy

A unos días del inicio de la campaña electoral no estamos hablando de propuestas para crear empleo o bajar los impuestos, garantizar los servicios sociales o la unidad de España ante el cada vez más estrambótico independentismo catalán. La opinión pública está centrada en lo que hacen los políticos en la tele, en una campaña donde la parrilla televisiva ha sustituido al mitin político. Donde el candidato a presidente ya no sólo sale en en el informativo o la tertulia seria de la noche, sino también en El Hormiguero, y al paso que vamos, no os extrañe ver a Albert Rivera de tronista. En este contexto, surge con fuerza el debate espectáculo entre los líderes políticos, un formato hace tan sólo unos años olvidado tanto por políticos como por los propios medios. Recordemos que en la campaña de 2004, por ejemplo, no hubo ni siquiera debate entre los dos principales candidatos.

Pero lo curioso en esta explosión de ganas de debatir es que al final no se acaba hablando de qué se debate, sino del quién. Nos importa más el continente que el contenido. Tanto, que me he animado a escribir este artículo precisamente porque veía a muchos amigos comentando la conveniencia o no de que Rajoy participe en estos debates. No importa lo que vayan a decir, sino si va a ir o no a decirlo. Es la conclusión que se extrae tras el debate de El País sin Rajoy. ¿Alguien se acuerda de lo que se debatió? prácticamente no. Sólo que Rajoy no fue y todo el conjunto de teorías y columnas de opinión valorando el que no fuera.

Sigue leyendo

La #DobleMoral de la ‘Nueva Política’

Frikis

La ‘nueva política’ es esa que va en bici y en metro. Al menos el primer día para hacerse la foto de rigor. Luego al tercero, como nuestro señor Jesucristo, ya se sube al coche oficial, que la prensa bobalicona ya nos ha comprado la instantánea. Esa imagen en la que, ‘casualmente’, un fotógrafo está esperando en la parte interior del Ayuntamiento al que el nuevo alcalde de Valencia, Joan Ribó, haga su entrada en bici. Qué casualidades ¿eh?. Y si me pillan luego con el coche oficial, porque todos sabemos que van a tener que usarlo, digo que no pasa nada, que voy en un Ford (o en un SEAT de 40.000 euros como Ada Colau) y no en un Audi. Qué austero, ni que fueran en un SEAT Panda. Y en un ataque de demagogia te dicen que van a vender los coches oficiales para dar de comer a los pobres… Aunque cualquiera que sepa sumar sabrá que con el dinero que se saque no te da para comedores sociales y que tendrías una plantilla de conductores cobrando sin hacer nada. Por cierto ¿Ir en bici o en metro hace a uno mejor gestor? Porque leyendo algunos periódicos no me queda claro.

La ‘nueva política’ es esa que devuelve las instituciones a los ciudadanos. Y para demostrarlo Ribó abre el balcón del Ayuntamiento para que se llene de guiris. Debe ser que antes las instituciones estaban en manos de extraterrestres, o secuestradas por algún comando albanokosovar, porque si no no entiendo eso de ‘devolverlas a los ciudadanos’. ¿Qué acaso los anteriores gobernantes del PP eran marcianos y les votaban los minions? Pero ya saben como es la izquierda. Cuando gobiernan ellos, es que gobierna ‘el pueblo’ y la democracia es justa. Si gana el PP o el centro derecha, entonces las instituciones están en manos de la famosa ‘casta’.

Sigue leyendo