50 sombras de Sánchez

SanchezEl pasado miércoles 11 de febrero, Susana Díaz acariciaba un gatito. A lo Marlon Brando sentado en su despacho de El Padrino con una sonrisa malévola. Y Pablo y Tania, la pareja de moda, brindaban con champán en el piso de VPO que la madrileña tiene en Rivas cortesía del Ayuntamiento comunista. Todos reían. Asistían a la inmolación del PSOE empezando por la Comunidad de Madrid. Ni en los mejores sueños de Pablo y Tania hubieran imaginado una jugada tan buena. En dos semanas se han cepillado a IU de Madrid y ahora Pedro I ‘El Guapo’ les hace el gran favor de dinamitar el PSM. Vía libre en toda la izquierda para que Podemos sea su fuerza de referencia. La única que plante cara al PP.

El plan maestro de Pablo Iglesias para sustituir un ‘bipartidismo’ (aunque no me gusta hablar de bipartidismo porque en España no existe tal) por otro está saliendo a la perfección. Ya se han cargado Izquierda Unida, los cuales, inocentes ellos, pensaban que la novia de Pablo no iba a ser un caballo de Troya. Ilusos. Ahora Cayo Lara dice que las ideas de Podemos son propias de Groucho Marx. Demasiado tarde. Habéis estado llorándoles y chupándoles el culo buscando la famosa ‘confluencia’ (bueno, Garzón sigue con la matraca no sea que se le acabe el chollo) y cuando os habéis dado cuenta que Pablo & Cia no quieren confluencia ni leches sino ser los reyes del mambo, ya es demasiado tarde. Se os han comido con patatas. Como se han comido a parte de Compromís (la más antisistema y no nacionalista), de la CUP o incluso de Bildu. El voto de ‘cabreo’ y contra lo establecido ya tiene forma de canalizarse. Pero Podemos no ha venido para quedarse con las migajas de la izquierda, con lo que queda a la izquierda del PSOE. Vienen a por la tarta entera.

Sigue leyendo

Anuncios

Que el Dios (ateo) bendiga a Syriza

Imagínense que llevo una vida a todo trapo por encima de mis posibilidades y me compro un casoplón, un Ferrari y un chalet en la sierra. Todo el mundo cree que soy guay del Paraguay, empezando por mi familia, pero realmente no tengo un cochino euro. Cuando los acreedores tocan a la puerta y me piden que pague todo lo gastado que si no me mandan a la calle, voy llorando a tres amigos y les digo la verdad: estaba fardando y no tenía ese nivel adquisitivo, pero ahora necesito que me dejen pasta para pagar mis deudas y no quedarme sin casa. Los tres amigos me dejan el dinero, con la promesa de devolvérselo y de cambiar de actitud. Yo me pongo manos a la obra, y para poder reducir mi nivel de vida y devolver la pasta a mis amigos, le quito el Canal Plus a mi mujer y a mis hijos les rebajo la paga un 20%, con el consiguiente cabreo de los mismos que tenía mal acostumbrados al gasto sin control. Un día, cuando mis amigos vienen a pedirme que les devuelva una parte del dinero les digo que no, que ya está bien, que ellos no mandan sobre mí y en mi casa hago lo que yo quiero. Y por eso no pienso devolverles parte del dinero, yo soy sioberano en mi casa, qué se habrán creído. Y además, voy a volver a ponerle el Plus a mi mujer aunque implique volver a gastar, que ya estoy cansado de tenerla quemada todo el día.

¿Verían lógica la reacción de este señor? ¿A que no? Pues esto, explicado en lenguaje doméstico para mortales, es el programa de Syriza. Ese que tanto jalea ahora la izquierda patria (sin percatarse, entre otras cosas, que España es uno de esos amigos a los que les deben dinero) y tanto pavor causa en el resto de Europa. Ese que una vez conseguido el poder y realizado varias vaciladas, saben que no pueden aplicar sin exponerse a que los tiren a patadas de Europa. Ahora hablan de renegociar, de una posible quita… Vamos, que la solución Syriza tenía algo de ‘postureo’ y populismo para ganar y luego ya veríamos, como dijo un dirigente de la formación ( http://www.expansion.com/2015/01/26/economia/1422274511.html ) Como si el hombre del relato realmente le dice a sus amigos “oye, a ver si aflojáis un poco, me dais más facilidades para devolver y me dejais gastar un poco más, que lo otro era hacerme el chulito delante de la familia”. Sigue leyendo

Le Pen votaría a IU. Y Franco también

https://ladoblemoral.com/2014/01/15/le-pen-votaria-a-iu-y-franco-tambien/

¿Qué partido político creen que utiliza la imagen anterior en su propaganda? Seguro que han pensado en Izquierda Unida, ERC (bueno, éste no porque el español les da alergia) o algún grupo de estos de la izquierda más demagoga. Pues no señores, se equivocan. Se trata de la imagen de portada de la web de la Falange Española de las JONS. Es más, si ahora les digo que acabo de ver una octavilla que clama “ni recortes, ni reyes, ni banqueros” ahora sí que seguro pensarán que se trata de IU, de Compromís o de alguna de estas coaliciones. Yerran de nuevo. Es de las Juventudes Falangistas.

Aunque nos vendan que son antagónicos, resulta que la política a veces es un círculo. Un círculo donde conforme te vas alejando del centro hacia los extremos acabas en el mismo lugar, sólo que unos han hecho el camino por la derecha y otros por la izquierda para acabar encontrándose en el mismo punto. Cuando la ‘izquierda real’, como se autodenominan ellos, habla de extrema derecha e incluso de fascismo tan alegremente (para ellos todo lo que no comulgue con su surrealista visión cae en el saco de ‘fascista’) olvida que la extrema derecha, la real, no deja de ser una copia de ellos mismos cambiando el papel de envoltorio. Unos van contra los comunistas, otros contra los fascistas, pero los dos contra el capitalismo, el sistema, el liberalismo, la democracia actual, el constitucionalismo o la globalización. Persiguen la imposición de su ideología y claman por un régimen que para unos se asemeje a la España franquista y para otros a la Cuba castrista, pero que no deja de ser el mismo perro con distinto collar: la dictadura y la ausencia de libertad.

Sigue leyendo