La #DobleMoral de la PAH y las luchas antidesahucios

PAH Valencia

El pasado martes me encontré con que había una manifestación en la puerta de la sede del PP de la Comunitat Valenciana. Algo que no me sorprendió porque esto ha sido el pan de cada día de los últimos años hasta que muchos de los que iban de manifa en manifa han logrado colocarse en los gobiernos de Ayuntamientos y de  la Generalitat. Y de la noche a la mañana, una vez toda la izquierda está enchufada al calor del dinero público, se acabaron los problemas y las reivindicaciones. Magia de la buena. Mi sorpresa no fue ver una manifa más en la sede del PP (aquí siguen viniendo de vez en cuando para no perder las viejas costumbres), sino contemplar quiénes eran los manifestantes: la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) por un tema sobre los desahucios.

 

No sé si la PAH Valencia (ahora por mandato de Ribó rebautizada ‘València’) se ha quedado atrapada en el tiempo como en la famosa película del día de la marmota. O es que no encuentra el Delorean para regresar al futuro. Porque resulta que desde hace un año en Valencia y en la Comunitat Valenciana no gobierna el PP, sino Compromís y sus palmeros de PSOE y Podemos. Sí, esos mismos que prometían ‘rescatar personas’ y regalar viviendas sociales para todos y a día de hoy lo único que han rescatado son los enchufes de familiares, amigos, militantes, exnovias y hasta del perro (http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2016/04/17/571286a7268e3ea0148b4574.html ).

Sigue leyendo

Anuncios

Carta abierta a Ada Colau y otros alcaldes del ‘cambio’

ada colau

Querida Ada, no soy militar. Ni tengo familia en el Ejército. Ni siquiera soy un acérrimo defensor de las intervenciones armadas. Pero lo que sí creo que soy, al menos eso intento en mi vida, es una persona educada, que sabe valorar el esfuerzo y trabajo propio como ajeno, y que está orgulloso de aquellos que trabajan por el bienestar de los demás. Orgulloso de mi nación, España, de mi patria, Valencia, y de las personas que incluso dan la vida por ella. Por eso, estimada, Ada, me parece vomitivo el desprecio con el que trataste a varios miembros de las Fuerzas Armadas en el Salón de la Enseñanza.

Tú, que no tienes ningún estudio o trabajo conocido. Tú, que antes de llegar a ser la alcaldesa gañán de una ciudad cosmopolita como Barcelona, antes de que te empezaran a llamar de La Sexta aprovechando el drama de los desahucios, antes de todo eso, sólo te dedicabas a disfrazarte para montar el pollo y a ser una actriz mediocre de papeles de extra en series de tercera. Tú, Ada, con esos antecedentes, tienes los santos cojones (perdón, ovarios, no me taches de machista) de decirles a unas personas, en un Salón de Enseñanza, esa que nunca has tenido (al menos superior), que su presencia sobraba.

Sigue leyendo

La #DobleMoral con los refugiados sirios

Refugiados (2)

Hipócritas. Sólo me nace deciros eso, hipócritas. Hipócrita nuestra sociedad, hipócritas los medios de comunicación e hipócrita la campeona de todos en hipocresía, la izquierda patria. Os lleváis las manos a la cabeza por la espeluznante foto de un niño muerto en una playa consecuencia de una guerra en Siria que lleva ¡Más de 4 años, 300.000 muertos y 10 millones de desplazados! Pero vosotros caéis ahora en la cuenta por una foto. Trucada al parecer para que fuera más espectacular. Sólo se os puede llamar hipócritas.

Hipócritas, vosotros, que tras un ver una foto pensáis que haciendo TT #BienvenidosRefugiados y declarando vuestra ciudad ‘ciudad refugio’ ya está el problema resuelto y os quitáis el runrún de la conciencia. Hipócritas que reclamáis que vengan todos los refugiados pero no os paráis a pensar más allá, en que eso no puede ser la solución a largo plazo. Hipócritas que pensáis que trayéndoles en un barco y recibiéndoles en el Veles e Vents, como ha propuesto Compromís, o colgando una lona al estilo ‘Bienvenido Míster Marshall’ como ha hecho Carmena en Madrid, está la cosa ya resuelta. Hipócritas que llegáis a proponer sandeces como que se aloje a los refugiados en los tinglados del puerto de Valencia que se usaron para la Fórmula 1. Oigan, que eso son almacenes sin nada. ¿Qué van a meter, a cien personas durmiendo en el suelo? El titular de prensa facilón ya lo tienen, “de Fórmula 1 a acogida de refugiados”, que es lo único que les importa, pero luego dar uno solución efectiva a estas personas ya es otra cosa, pandilla de hipócritas.

Sigue leyendo