La #DobleMoral de la PAH y las luchas antidesahucios

PAH Valencia

El pasado martes me encontré con que había una manifestación en la puerta de la sede del PP de la Comunitat Valenciana. Algo que no me sorprendió porque esto ha sido el pan de cada día de los últimos años hasta que muchos de los que iban de manifa en manifa han logrado colocarse en los gobiernos de Ayuntamientos y de  la Generalitat. Y de la noche a la mañana, una vez toda la izquierda está enchufada al calor del dinero público, se acabaron los problemas y las reivindicaciones. Magia de la buena. Mi sorpresa no fue ver una manifa más en la sede del PP (aquí siguen viniendo de vez en cuando para no perder las viejas costumbres), sino contemplar quiénes eran los manifestantes: la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) por un tema sobre los desahucios.

 

No sé si la PAH Valencia (ahora por mandato de Ribó rebautizada ‘València’) se ha quedado atrapada en el tiempo como en la famosa película del día de la marmota. O es que no encuentra el Delorean para regresar al futuro. Porque resulta que desde hace un año en Valencia y en la Comunitat Valenciana no gobierna el PP, sino Compromís y sus palmeros de PSOE y Podemos. Sí, esos mismos que prometían ‘rescatar personas’ y regalar viviendas sociales para todos y a día de hoy lo único que han rescatado son los enchufes de familiares, amigos, militantes, exnovias y hasta del perro (http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2016/04/17/571286a7268e3ea0148b4574.html ).

Sigue leyendo

Anuncios

Carta abierta a Ada Colau y otros alcaldes del ‘cambio’

ada colau

Querida Ada, no soy militar. Ni tengo familia en el Ejército. Ni siquiera soy un acérrimo defensor de las intervenciones armadas. Pero lo que sí creo que soy, al menos eso intento en mi vida, es una persona educada, que sabe valorar el esfuerzo y trabajo propio como ajeno, y que está orgulloso de aquellos que trabajan por el bienestar de los demás. Orgulloso de mi nación, España, de mi patria, Valencia, y de las personas que incluso dan la vida por ella. Por eso, estimada, Ada, me parece vomitivo el desprecio con el que trataste a varios miembros de las Fuerzas Armadas en el Salón de la Enseñanza.

Tú, que no tienes ningún estudio o trabajo conocido. Tú, que antes de llegar a ser la alcaldesa gañán de una ciudad cosmopolita como Barcelona, antes de que te empezaran a llamar de La Sexta aprovechando el drama de los desahucios, antes de todo eso, sólo te dedicabas a disfrazarte para montar el pollo y a ser una actriz mediocre de papeles de extra en series de tercera. Tú, Ada, con esos antecedentes, tienes los santos cojones (perdón, ovarios, no me taches de machista) de decirles a unas personas, en un Salón de Enseñanza, esa que nunca has tenido (al menos superior), que su presencia sobraba.

Sigue leyendo

Los progres renegados y el Descubrimiento de América

Tuit Kichituit colau

“La Nación más fuerte del mundo es sin duda España, siempre ha intentado autodestruirse y nunca lo ha conseguido. El día que dejen de intentarlo volverán a ser la vanguardia del mundo”. Esta frase del canciller alemán Otto Von Bismarck, muy manida en los discursos políticos, es una resumen perfecto del desfile de gilipolleces, sandeces y muestras de catetismo rampante que determinados personajes políticos y sociales soltaron por su boca (o teclearon en su iPhone 6 último modelo) con motivo del 12 de Octubre, fiesta de la Hispanidad y día de la Fiesta Nacional de España.

Fue conectarme a las redes sociales ese día y creer que había un concurso sobre quién decía la idiotez más grande. La verdad es que la cosa estaba reñida hasta que apareció en escena el que nunca falla, Willy Toledo, y se llevó el disputado premio de ‘Tonto del 12 Octubre’ por goleada. Pero antes de él otros habían hecho importantes méritos. Willy Toledo no me preocupa. No es más que un actor fracasado que busca llamar la atención y vivir de la sopa boba del régimen cubano. Además, ya se encargó Frank de la Jungla de contestarle de una forma que es para quitarse el sombrero ( paraos un momento a leer, sublime: http://www.europapress.es/chance/gente/noticia-frank-cuesta-contra-willy-toledo-no-te-cagas-coran-20151012153837.html ). A mí lo que me inquieta es que la incultura y el odio a España, porque es eso y nada más, odio, procedan de quienes están al frente de alcaldías y gobiernos y no precisamente de Villaconejos, sino de ciudades como Barcelona o Cádiz.

Sigue leyendo

La #DobleMoral de la ‘Nueva Política’

Frikis

La ‘nueva política’ es esa que va en bici y en metro. Al menos el primer día para hacerse la foto de rigor. Luego al tercero, como nuestro señor Jesucristo, ya se sube al coche oficial, que la prensa bobalicona ya nos ha comprado la instantánea. Esa imagen en la que, ‘casualmente’, un fotógrafo está esperando en la parte interior del Ayuntamiento al que el nuevo alcalde de Valencia, Joan Ribó, haga su entrada en bici. Qué casualidades ¿eh?. Y si me pillan luego con el coche oficial, porque todos sabemos que van a tener que usarlo, digo que no pasa nada, que voy en un Ford (o en un SEAT de 40.000 euros como Ada Colau) y no en un Audi. Qué austero, ni que fueran en un SEAT Panda. Y en un ataque de demagogia te dicen que van a vender los coches oficiales para dar de comer a los pobres… Aunque cualquiera que sepa sumar sabrá que con el dinero que se saque no te da para comedores sociales y que tendrías una plantilla de conductores cobrando sin hacer nada. Por cierto ¿Ir en bici o en metro hace a uno mejor gestor? Porque leyendo algunos periódicos no me queda claro.

La ‘nueva política’ es esa que devuelve las instituciones a los ciudadanos. Y para demostrarlo Ribó abre el balcón del Ayuntamiento para que se llene de guiris. Debe ser que antes las instituciones estaban en manos de extraterrestres, o secuestradas por algún comando albanokosovar, porque si no no entiendo eso de ‘devolverlas a los ciudadanos’. ¿Qué acaso los anteriores gobernantes del PP eran marcianos y les votaban los minions? Pero ya saben como es la izquierda. Cuando gobiernan ellos, es que gobierna ‘el pueblo’ y la democracia es justa. Si gana el PP o el centro derecha, entonces las instituciones están en manos de la famosa ‘casta’.

Sigue leyendo