Razón del Blog

Vivimos en una sociedad trufada de #DobleMoral, donde uno por tener un pensamiento de ya sea de derecha, liberal, conservador, reformista, democristiano o incluso de centro tiene poco más que pedir perdón frente a una izquierda que esgrime con descaro su universo ideológico, universo que aspira a convertir en dominante, que ella cree que es la mayoría social, precisamente porque esa mayoría no es que lo sea (ahí están las cifras electorales), sino porque ha aceptado callar y tragar todo ante ella.

No sé si será por prudencia, por complejo, o simplemente porque el centro derecha y el liberalismo está más centrado en otras cosas que en la exhibición de su propio ego, pero ha llegado la hora de decir no temáis, no tengáis miedo a argumentar y expresar vuestras ideas con respeto, no agachéis la cabeza, llevarla muy alta, porque no estáis haciendo nada malo, todo lo contrario, creéis en una sociedad mejor, que se esfuerce, que crea en sus ciudadanos frente al paternalismo, que defienda la libertad y eso nunca puede ser motivo de vergüenza.

Ha llegado la hora de dar un pequeño empujón y denunciar esa #DobleMoral que nos hemos resignado a aceptar todos en esta sociedad. Un día, ante uno de los tantos episodios que me he encontrado de linchar los comportamientos de una persona de derechas mientras se consienten esas mismas actitudes si eres de izquierdas, varias personas me dijeron “tienes razón en lo que denuncias sobre ese doble rasero que hay entre izquierda y derecha, pero la sociedad es así y tienes que aceptarlo”. Pues no señores, no me resigno a aceptar una sociedad de #DobleMoral. Quiero aportar mi granito de arena. No sé si lograré cambiar algo o abrir los ojos, pero al menos denunciaré y evidenciaré lo que es justo.

Esa #DobleMoral que acepta como divertido y moderno el entramado ideológico de la izquierda y ataca y persigue sin piedad a quien intenta hacer política desde la derecha. Esa #DobleMoral que permite cualquier expresión desde la izquierda, incluso las más reprobables, y obliga a hablar y actuar con absoluta exquisitez a quien lo hace desde el otro lado, no tenemos que asumirla como dogma de fe. Sólo si nos sentimos orgullosos y convencidos de lo que hacemos podremos empezar a darle la vuelta.

Debemos asimismo movernos y renovarnos. Apostar por poner en valor los principios que nos hicieron creer en una política liberal. Que nos hicieron entrar en política para cambiar las cosas. Hay que dignificar la política, enseñar todo lo que se hace desde ella por la sociedad, que es mucho, frente a la campaña de desprestigio a los políticos que se ha impuesto en la opinión pública. La socialdemocracia y la izquierda no encuentran el rumbo, unos siguen en el keynesianismo de los 60 de gasto y más gasto y otros ya no saben ni lo que son tras la caída del muro de Berlín, un mejunje ideológico donde cabe todo, que va desde la nostalgia a las posiciones más surrealistas. Corresponde al centro derecha y al liberalismo dar una respuesta innovadora a la actual crisis, para fortalecer la democracia y la libertad frente a posiciones populistas que tan de moda están y que no nos damos cuenta del peligro que suponen. Éste también va a ser un objetivo de este blog, dar propuestas de regeneración y reforma para modernizar el programa del centro derecha, desde mi humilde punto de vista. No sólo hay que evidenciar y criticar la #DobleMoral, también hay que proponer qué hacer frente a ese dogma imperante. Espero poder dar buena respuesta a ambos cometidos. ¡Bienvenido!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s