La #DobleMoral de la ‘Nueva Política’

Frikis

La ‘nueva política’ es esa que va en bici y en metro. Al menos el primer día para hacerse la foto de rigor. Luego al tercero, como nuestro señor Jesucristo, ya se sube al coche oficial, que la prensa bobalicona ya nos ha comprado la instantánea. Esa imagen en la que, ‘casualmente’, un fotógrafo está esperando en la parte interior del Ayuntamiento al que el nuevo alcalde de Valencia, Joan Ribó, haga su entrada en bici. Qué casualidades ¿eh?. Y si me pillan luego con el coche oficial, porque todos sabemos que van a tener que usarlo, digo que no pasa nada, que voy en un Ford (o en un SEAT de 40.000 euros como Ada Colau) y no en un Audi. Qué austero, ni que fueran en un SEAT Panda. Y en un ataque de demagogia te dicen que van a vender los coches oficiales para dar de comer a los pobres… Aunque cualquiera que sepa sumar sabrá que con el dinero que se saque no te da para comedores sociales y que tendrías una plantilla de conductores cobrando sin hacer nada. Por cierto ¿Ir en bici o en metro hace a uno mejor gestor? Porque leyendo algunos periódicos no me queda claro.

La ‘nueva política’ es esa que devuelve las instituciones a los ciudadanos. Y para demostrarlo Ribó abre el balcón del Ayuntamiento para que se llene de guiris. Debe ser que antes las instituciones estaban en manos de extraterrestres, o secuestradas por algún comando albanokosovar, porque si no no entiendo eso de ‘devolverlas a los ciudadanos’. ¿Qué acaso los anteriores gobernantes del PP eran marcianos y les votaban los minions? Pero ya saben como es la izquierda. Cuando gobiernan ellos, es que gobierna ‘el pueblo’ y la democracia es justa. Si gana el PP o el centro derecha, entonces las instituciones están en manos de la famosa ‘casta’.

La ‘nueva política’ es ‘visible’. Ahora parece que decir tu orientación sexual en el periódico te hace mejor gestor. Tal cual lo han vendido algunos medios obnubilados con nuestros nuevos gobernantes. De toda la vida ha habido homosexuales en política, pero ahora es cuando ‘la nueva política’ vende que es muy guay por tenerlos. Es lo mismo que con la bici o el transporte público. Conozco un concejal de Valencia que iba al Ayuntamiento en bus de la EMT. No le dedicaron ni una portada ni un reportaje. Claro, era del PP. Y en el PP somos todos blancos, hombres, heterosexuales, bebemos Moet Chandon para comer y vamos en limusina al trabajo como todo el mundo sabe. A mí me importa un pito (nunca mejor dicho) el sexo o con quien se acueste el concejal o alcalde de turno. No por visibilizarlo va a ser mejor. La diferencia es que unos se dedican a gestionar sin tener que contarle a sus vecinos quién le gusta o cómo van, y otros se dedican a contar aspectos de su vida y la gestión pues ya veremos, que lo importante es el postuero.

La ‘nueva política’ es de gente de la calle. Ni trajes, zapatos o trabajos serios. Aquí lo que cuenta es ser activista de algo, no los estudios que tengas. La ‘nueva política’ es tan de la calle que parece que Carmena haya hecho su lista en la cola de Proyecto Hombre. Nada de estudios en Oxford (Ganemos El Puerto lo dijo tal cual), ahora lo importante es haber asaltado una capilla, ser “bollera, camionera y feminazi” o ser fan de Hugo Chávez. La ‘nueva política’ es la prueba de que la lista sí importa, y que la próxima vez que vayamos a votar nos fijemos más en ella y no en si la encabeza una abuelita simpática edulcorada por La Sexta.

La ‘nueva política’ es tan moderna que parece de los años 80. La regeneración es colocar de alcaldes de Madrid y Valencia a señores de 70 años. A la ‘nueva política’ que encabezan aquellos partidos que quieren romper con el sistema por ‘viejo’, resulta que le va lo vintage. Si Michael J Fox cogiera el Delorean en el Palau de la Generalitat Valenciana en 1988 y lo programara para 2015 pensaría que la máquina está estropeada y aún sigue en el mismo año. Ximo Puig ya estaba en el Palau en aquel año, entonces como jefe de gabinete y ahora de presidente. Ribó y Carmena ya estaban en el activismo político. La Comunitat Valenciana es como en los 80: vuelven los discursos políticos con Joan Fuster de referencia, vuelve Ciprià Císcar y Pasqual Mollà a negociar, vuelve Pere Mayor, y hasta volvió Pérez Casado al Ayuntamiento de Valencia a abrazar a Ribó por recuperar lo que él dejó.

La ‘nueva política’ es esa que promete y promete… Hasta que la mete. Y te lo dice con todo el descaro. “Oiga mira, todo lo que dije en campaña eran sugerencias, ahora que tenemos que gestionar y no me vale la demagogia pues lo de la Banca Pública que sepa que no se puede, que yo sabía que no era posible, pero te lo has tragado bien tragado”. Así en pocas palabras lo dejó caer Carmena. Al PP llevan recordándole, y con razón, el incumplimiento de parte de su programa con el que ganó las elecciones. Pero es que la ‘nueva política’ te dice tan sólo ¡3 días después! de ganar que su programa era mentira y se queda tan pancha.

La ‘nueva política’ ha tenido ‘pecados de juventud’. Todos hemos tenido algún episodio de jóvenes que queramos borrar, vale. Pero es que no todos vamos en listas de concejal en las principales capitales de España. Y los pecaditos son hacer chistes antisemitas y de mal gusto no sólo una, sino una y otra vez, justificar asesinatos de ETA o desear que Botín muera ahorcado. Vamos, lo normal en todos los jóvenes en redes sociales ¿no? Yo sólo me pregunto si estos tuits de la ‘nueva política’ en lugar de los personajes de Podemos fueran de alguien del PP… Madre mía, tendríamos especiales de La Sexta y Cuatro durante un mes, con conexión en directo desde el portal de la casa del susodicho. Aún me acuerdo de como el lamentable episodio de las banderas de cuatro de NNGG lo convirtieron durante todo un verano en un juicio sumarísimo contra todos los jóvenes del PP, que poco más que eramos un grupo de nazis. Y los culpables no eran ni concejales ni altos cargos de la organización ni nada. Militantes de base. Y en Madrid estamos hablando de concejales de la capital de España y ¡No pasa nada, que son pecados de juventud!

La nueva política es esa que no quiere enchufados… Pero a la hora de la verdad los multiplica. Toda la vida hablando de los enchufados del PP, que si van a recortar y a bajar sueldos, pero cuando tocan poder una sensación inusual de amnesia les invade. Una de las primeras medidas de Carmena ha sido colocar al marido de su sobrina. En Valencia el tripartito ha creado ¡47 concejalías! Algunas tan indispensables como ‘bienestar animal’ o dividir la concejalía de Cultura en tres ‘culturas’, que ahora hay que repartir el chocolate entre tres. Y si hace falta pues se crea la concejalía de ‘Ciclo de la Vida’, como Ada Colau, que hay que tener contentas a las huestes progres mientras nos reímos del ciudadanos con concejalías que no sabemos si las ocuparán Mufasa o Timón y Pumba.

La nueva política puede saltarse la Ley ‘porque yo lo valgo’. Ada Colau dice que las leyes que no le gusten las incumplirá, porque para eso ella es más chula que ninguna. No tendría más importancia si no fuera porque es alcaldesa de Barcelona, la encargada de hacerte cumplir las normativas municipales, la que te recauda impuestos. Así que señores, ya saben, este año no hagan la declaración de la renta, y cuando el fisco venga a meterles un paquete, díganle: mire, es que yo las leyes que me parecen injustas no las cumplo, como bien me ha enseñado la ‘nueva política’.

La ‘nueva política’ no tiene ni puta idea de política. Tanto han machacado los medios con lo de los ‘políticos profesionales’ que ahora para estar en política no hace falta saber ni siquiera nada de política. Sólo haber salido en una tertulia de televisión diciendo chorradas o ir bajo el paraguas de una de esas nuevas marcas políticas que te venden a su líder nacional, ya se llame Albert o Pablo, pero que en tu pueblo presenta de concejal al vecino del quinto que no sabe hacer la O con un canuto. El caso más surrealista es el de Carolina Punset: candidata a presidir la Comunitat Valenciana asegurando con todo el descaro que ella para qué va a ir a Castellón, que le pilla lejos, y total le da lo mismo Castellón que Burgos. Diputada y líder de su grupo político que el día de constitución de les Corts Valencianes no sabía ni dónde estaban y se presentó en el Palau de la Generalitat. Pues si un portavoz no sabe ni dónde está el parlamento apaga y vámonos. Pero a la ‘nueva política’ le da igual, para qué buscar ni si quiera en Google dónde va a trabajar los próximos cuatro años, lo importante es que te vean aparecer en bici aunque no sepas ni dónde vas.

Anuncios

2 pensamientos en “La #DobleMoral de la ‘Nueva Política’

  1. Para empezar… me gustaría que Monedero, Errejón y Carmena devolvieran el dinero que se han quedado de más!!

    Seguro que, en lugar de usar fondos públicos (o seáse, de todos los españolitos) si pagan con esos importes los alquileres o deudas de muchos desauciados, no hará falta que empiecen a tocar nuestro dinero!!

    Luego también podríamos seguir hablando del tema de ETA, del cual se negaron a hablar incluso en su programa de la 6 y del que, casualmente, se excusaron para no dar explicaciones… viendo sus antecedentes y sus últimas declaraciones, es más que evidente que Carmena defendió a ASESINOS TERRORISTAS y que otros como Pablito o Monedero (que pensaba que ya no estaba por allí) no paran de hacer comparaciones de mal gusto e incluso insultando a las víctimas al decir que esos presos (ASESINOS TERRORISTAS) no deberían estar tan lejos de sus familiares…

    De los Twitter que considero anti-femenistas… rozando ya lo misógeno (casualmente se mete con mujeres) del muy zapata, me parece también una vergüenza que otra tipeja vaya fomentando las bolas chinas… lo cual pude comprender mejor al saber que había sido pareja de otro compañeros suyo 😛 y es que, con tipejos así, no me extraña que tenga que “echar mano” de utensilios para satisfacerse 😛 lástima que, el hecho de estar insatisfecha lo acuse a la Iglesia en lugar de hablar con sus parejas para ver si se lo curran más 😛

    Y, como último, añadir que, pese a las ideas que tengas, por favor, cuando vayas a trabajar: lávate y ves presentable!! porque, veo a la alcaldesa de Madrid (nada más y nada menos) que salir en las fotos con un pelo aceitoso que da grima!!! eso por no hablar de barbas que dan una sensación de dejadez y falta de higiene total!! la de virus y porquería que debe de haber allí dentro!! Dantesco!!

    Vais a representar a unos ciudadanos (no a la mayoría que no os votaron) pero representáis a una ciudad y, por ende, a todos los que allí habitan y, por favor, un poco de decencia al hablar, vestir y escribir!!

    Ya está bien de tanto mentecato choni barriobajero!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s