Desgranando el fenómeno Podemos

Imagen

Sí, ya sé que este es el enésimo artículo que lee sobre Podemos y Pablo Iglesias después de que el domingo pegara el campanazo y se proclamara vencedor moral, con permiso de ERC en Cataluña, de las elecciones europeas. A diferencia de otros, voy a intentar no demonizar con topicazos qué es lo que hay detrás de Podemos ni tampoco a convertirlo en la quintaesencia de la democracia y la regeneración como pretenden otros.

Primero, no creo que Podemos sean cuatro fikis y perroflautas como han apuntado algunos gurús o piensa mucha gente. Detrás de Pablo Iglesias hay un grupo de personas que lo tienen todo medido y estudiado, que tienen una estrategia muy clara. Gente que sale de la Universidad, de la Complutense, con preparación, y no de una reunión de fumetas que se han pasado con la cachimba y deciden montar un partido. Es más, ya he escuchado a varias personas afirmar que todo parece un experimento sociológico. Sí, sé que esta teoría es un poco de película, pero Podemos algo de experimento tiene, se podría hacer perfectamente un estudio de cómo de la nada se logra tal sorprendente resultado. Como en la película ‘La Ola’.

Otra cosa es que sus propuestas sean surrealistas o que nos recuerden a la Venezuela chavista. Se ha hablado mucho del programa de Podemos, con cosas tan sorprendentes como rebajar la edad de jubilación a los 60 años, quitar las fronteras o dar una paga a todo el mundo por el mero hecho de ser ciudadano. Algo que es imposible porque el dinero del Estado no cae del cielo, y porque crearíamos una sociedad de vagos (para qué trabajar si me pagan por no hacer nada). Pero Pablo Iglesias, cuando va de tertulia en tertulia, no transmite estas incoherencias. Todo lo contrario, sabe muy bien qué decir y cómo decirlo, tiene labia, hay que reconocerlo (está acostumbrado a convencer como profesor) y te coloca fácilmente el mensaje de que él es el adalid contra la casta y los mercados. Y eso, dirigido a gente cabreada y/o que lo está pasando muy mal por la crisis, es una bomba de relojería. Podemos lo tiene todo tan estudiado como el poner la cara de ‘Pablemos’ en la papeleta, algo propio de un ególatra o de dirigente de república bananera y no de un movimiento que se dice horizontal y asambleario, pero que no ha dejado de ser una estrategia de marketing muy efectiva: la gente reconocía en seguida la papeleta.

Pablo Iglesias no hace más que imitar lo que ha sido Marine Le Pen en Francia (ésta también con muy buena oratoria como demostró en el repaso que le metió a la periodista que se encanta a sí misma Ana Pastor) o Alexis Tsipras en Grecia: populismo en una situación de crisis dirigido a gente desesperada y cabreada. Hasta su propuesta de la jubilación de los 60 años o la famosa ‘deuda ilegítima’ es una copia del programa de Le Pen (los extremos se tocan https://ladoblemoral.com/2014/01/15/le-pen-votaria-a-iu-y-franco-tambien/). Por eso, no nos llevemos tanto las manos a la cabeza con lo que pasa en el país vecino, que aquí ya tenemos nuestro fenómeno Le Pen, sólo que en este caso se llama Pablo y viene del otro extremo.
La gran pregunta clave es si Podemos hubiera sido lo mismo sin el apoyo de la televisión. Obviamente no. Pablo Iglesias debería dedicarle un monumento a La Sexta y a Cuatro por haberle paseado por todos sus programas. La fuerza que ha tenido Podemos es también la constatación de cómo los medios contribuyen a generar fenómenos, fenómenos que incluso se les pueden volver incontrolables (recomiendo el capítulo ‘El fenómeno Waldo’ de Black Mirror, una crítica a como la televisión puede crear fenómenos políticos). En defensa de Iglesias también diré que no sólo basta con que te lleven a la tele (la del PACMA fue y daba lástima), también debes conectar y transmitir el mensaje que te interesa. Y eso ‘Pablemos’ lo lleva siempre muy preparado.

Podemos también abre una incógnita: si son un fenómeno esporádico (como lo fue el partido de Ruiz Mateos que sacó dos eurodiputados) o han venido para quedarse. Por lo que parece, y si se lo montan bien, se quedarán a medio plazo. En este sentido, tengo que decir que desde el centro-derecha y desde el PP tenemos que dejar de estar todo el rato hablando de ellos. No hacemos más que hacer crecer su bola. Nosotros lo que debemos es actuar, reflexionar y trabajar por recuperar al electorado de centro derecha que se quedó en casa o fue a votar a formaciones como UPyD, VOX y Ciudadanos. A nosotros Podemos no nos quita votantes, así que dejemos de hacerles el culo gordo.

Podemos a quien debe preocupar es a la propia izquierda. Sólo había que ver las caras de IU la noche del 25M para darse cuenta. Nunca un partido había triplicado resultados y lo celebraba con ese desánimo. Cayo Lara esa noche se arrepintió de no haber llegado a un acuerdo con ‘Pablemos’. Ahora ya es tarde. Iglesias sabe que puede volar solo, que no necesita a nadie y que encima su izquierda es más moderna que la que ofrece una IU dirigida por los carcas del PCE.

Otros a los que acecha Podemos es a Compromís. El partido que utilizó los medios y el espectáculo para hacerse conocido ha topado con unos que usan la comunicación mejor que ellos, y a escala nacional. Compromís sacó un eurodiputado, sí, pero se ha estancado en votos. Fue sexta fuerza en la Comunitat Valenciana cuando en las autonómicas de hace tres años era la tercera. Podemos ya les ha superado en sólo unos meses. Veremos si en un año les come el terreno.

Y como no el PSOE. Como he dicho al principio, no pensemos que esto de Podemos es cosa de cuatro perroflautas. Algunas personas me comentaron que de apoderados de Podemos iba gente que perfectamente habría sido del PSOE en otro tiempo. Con un PSOE en la debacle, las fugas de votos a su izquierda se pueden ir a gran escala a Podemos, que ofrece algo más atractivo y novedoso.

Podemos nos serviría, en definitiva, para hacer varias tesis doctorales de su éxito, estrategias y comunicación que les han llevado a sacudir el panorama político en poco tiempo, por muy de coña que luego sea su programa sobre el papel o muy egocéntrico  que sea Pablo Iglesias. Veremos cómo evoluciona la cosa, va a ser interesante.

Anuncios

12 pensamientos en “Desgranando el fenómeno Podemos

  1. Un artículo bastante centrado para el ridículo que viene haciendo la derecha durante lo que llevamos de semana.
    Discrepo en lo de que Podemos copie a Le Pen, en todo caso es Le Pen quien copia posiciones clásicas de la izquierda que los partidos oficiales de la izquierda han ido abandonando. El fascismo es el conservadurismo nacionalista del siglo XIX copiando algunos rasgos del socialismo para hacerse más atractivo a las masas, de ahí salió Mussolini, etc. La izquierda estaba primero, luego vino el populismo de derechas a copiar lo que les interesaba.
    Y eso me deja una cuestión que quizás no te apetezca comentar dado que tus intereses están en el PP, pero la dejaré caer de todos modos: ¿Sería posible tomar un tertuliano derechista y formar en torno a él un partido populista en la España actual? ¿Quién podría servir?
    Te lo dejo ahí como hipótesis curiosa.

    • Es cierto que el marxismo estaba antes del fascismo, pero también estaba antes Le Pen que Podemos. Sea antes el huevo o la gallina, la realidad es que lo extremos y el populismo se tocan mucho. La principal diferencia entre Podemos y Le Pen es la inmigración (unos quieren cerrar fronteras y otros abrirlas) pero en lo demás usan hasta la misma dialéctica.
      Sobre un posible tertuliano de derechas que creara un Podemos de derechas, bueno, ya hemos tenido a VOX, que en parte nace de Vidal Quadras, otro aficionado a ir a tertulias. Podría salir otra alternativa, claro. Aunque como digo en el artículo no basta con ir a tertulias, hay que conectar, saber muy bien qué comunicar y tener una estrategia, cosa que Pablo Iglesias lleva muy estudiado

  2. “…el dinero del Estado no cae del cielo”. Si repasas el programa de Podemos explica como financiar esos gastos, básicamente a través de una reforma de IRPF e impuestos indirectos para que pague mas el que mas tiene. Algo que actualmente no ocurre. Una renta básica universal es algo indispensable hoy en día (el 40% de los desempleados no tienen ningún ingreso). Además no se estaría fomentando un estado de vagos como dices ya que aunque dispongas de una renta de, pongamos 400 euros para poder vivir, cualquiera seguiría buscando trabajo.

    • Creo que has dado en la clave. Sobre todo lo que ha hecho Pablo Iglesias es acertar y es por eso que ha arrimado el ascua a su sardina. Se este a favor o en contra de lo que diga, ese es un hecho. Era el momento oportuno, el ciudadano en las elecciones al Parlamente Europeo se puede arriesgar a no votar a PP o PSOE porque no sirve lo de: “Votame para que no gobierne el otro que sabes que es peor”. Por lo tanto las europeas son, no solo en España, una elecciones muy indicadas para que los dos partidos mayoritarios se lleven un tirón de orejas. Como la situación personal de muchos españoles es evidentemente muy malo, o mucho más mala que lo que ha sido en nuestro futuro inmediato y ademas había lista única en todo el territorio nacional ese voto de castigo ha funcionado sobre todo en Podemos pero también en otros como UPYD; Ciutadans y Compromis. Una reflexión legítima desde el PP y la derecha, o desde el liberalismo si lo prefieres, es la que haces ¿A que viene tanto enfrentamiento desde el PP con Podemos si el voto de castigo de los electores del PP se ha ido a otras formaciones y a la abstención? Yo también creo que más que debatir con la izquierda de quien es más guapo lo que tienen que hacer los políticos de la derecha es tener en cuenta a los ciudadanos que les votan y pagan los impuestos de las políticas que tienen que llevar adelante. Si no bajan los impuestos es lógico que los votantes del PP no estén contentos con sus representantes; tampoco han de ilusionarse con Podemos, Izquierda Unida o Compromis. Sencillamente tanto a izquierda como a derecha cada ciudadano es dueño de su propio voto y Pablo Iglesias sencillamente ha hecho lo que debía de hacer conectando con un electorado.

    • El programa de Podemos habla algo de ingresos como subir el IVA al 35% o aumentar tramos del IRPF… Pero eso no da para dar una paga o permitir que la gente se jubile a los 60. es un programa mucho de gasto y nacionalizaciones y poco de cómo financiar todas esas promesas. Sobre una renta básica universal me parece una barbaridad, supone por ejemplo que el Estado pague una renta a Botín de la misma forma que a un parado. Una cosa son los subsidios de desempleo o la protección a quien no tiene nada, cosa que no me parece mal, y otra dar una paga a todos porque sí, ya no sólo por tener una sociedad dependiente del Estado, sino porque es absurdo en sí mismo repartir dinero a mansalva sin criterio.

      • Los subsidios de desempleo son temporales en España. Si lo que planteas es un subsidio permanente a todo desempleado, entonces si que fomentarías una sociedad dependiente del Estado. Ningún parado tendría incentivo para trabajar.
        De lo que se trata la renta básica es de asegurar una vida digna a cualquier ciudadano español mayor de 18 años (algo que ya recoge la constitución), sea quien sea. Si a Botín o cualquier otro el día de mañana le van mal las cosas y termina en la ruina (lo dudo), como a muchas personas de nivel medio les ha ocurrido, tienen la garantía de poder seguir teniendo una vida digna.

  3. Hemos publicado tu artículo citandoteen este blog del Partit Populat d’Atzeneta d’Albaida: http://partitpopularatzeneta.blogspot.com.es/2014/05/desgranando-el-fenomeno-podemos.html
    Veras, tenemos una linea abierta de formación para cargos electos del Partido de cara a las próximas elecciones municipales y nos parece que das en el clavo de algo realmente importante en todo este, por lo demás muy interesante, fenómeno social de Podemos. Te seguimos encantados, muchas gracias.

  4. Me hace gracia que el éxito de Podemos se atribuya a la TV. Bueno, eso en parte es verdad… lo que me hace gracia es que ahora muchos os deis cuenta de ello y que no hubierais pensado antes que si el PP y el PSOE eran los más votados es porque están TODOS los días en la Televisión, porque antes de unas elecciones pactan “debates” sólo entre ellos 2 y que se anuncian a bombo y platillo… Supongo que los que votan al PP y al PSOE no lo hacen por la Televisión… seguro que sus votantes lo harán porque se han leido el programa, han contemplado todas las opciones posibles, han hecho un riguroso estudio de cada programa electoral, han puesto en la mesa pros y contras…

    Si Podemos debería hacerle un monumento a la Sexta o Cuatro ¿Qué debería hacerle el PP a La Razón por ser usado como revista del Estado? Un monumento de oro macizo… pero la diferencia es que, mientras Podemos no paga a La Sexta o Cuatro… La Razón es el diario que más subvención recibe del gobierno en muchos casos. Y claro, eso luego se ve reflejado en esa revista estatal día tras día… http://www.eldiario.es/sociedad/Razon-ABC-periodicos-recibieron-violencia_0_172183322.html

    Bueno, y para acabar, la diferencia de Pablo Iglesias, como bien has dicho, es que es más inteligente, simplemente, y no se esconde. Pablo Iglesias ha ido a Intereconomía, 13TV, La Sexta, Cuatro… y se ha batido con quien sea y donde sea, algo que Rajoy o Rubalcaba, entre otros, serían incapaces porque se los comen vivos. Creo yo que el tío se lo ha currado también… Porque hay mucha gente de IU, PSOE, PP, etc por ahí. Llamazares aparecía, y aparece, casi todos los días en “Al Rojo Vivo”, Carmona en La Sexta Noches un fijo, Granados del PP estaba todos los días en el programa de Ana Rosa (hasta que lo echaron por la corrupción que se le destapó)…

    PD: Veo una falta de respeto de los medios sobre este partido. Que si “Pablemos” que si “El coletas”… Que en la calle o Twitter se diga eso… pero eso ha salido en medios nacionales en editoriales “serias”. No sé, no me imagino a ningún diario escribiendo como “Que te Rajoy”, o alguna tontería semejante tipo “Rubalcalva”, por ejemplo.

    Un saludo.

    • Totalmente de acuerdo. Las ideas de Podemos ya existían en otros partidos minoritarios como IU o el partido comunista, sin embargo ninguno tiene un líder como lo es ahora mismo Pablo Iglesias, con las ideas claras y muy inteligente. Creo que es la hora de que los políticos sean personas preparadas de verdad para ello y no elegidas a dedazo como hasta ahora, lo que viene a ser la casta de la que habla Pablo.

  5. Pingback: Escombrera PSOE | Demasiadas palabras

  6. Pongo en entredicho la inteligencia de P. Iglesias. Si así fuera, no habría tomado el camino del populachismo (película “la ola”), habría sido más inteligente ser algo más moderado y transicionista. Después de todo lo acontecido, ha perdido mucha credibilidad en base a sus votantes más moderados, que en mi opinión, eran mayoría.
    Todo lo de la casta, está muy bien, pero tranquilito…tan malo fue franco como stalin o chavez…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s