La #DobleMoral de las ‘mareas’. Privatizar es malo… Siempre que no lo haga la izquierda

https://ladoblemoral.com/2014/01/30/la-doblemoral-de-las-mareas-privatizar-es-malo-siempre-que-no-lo-haga-la-izquierda/

Desde un tiempo hasta esta parte, bueno, seamos sinceros, desde que gobierna el PP, han salido como setas las llamadas ‘mareas’. Un abanico de reivindicaciones que adopta cada una un color… Y una localización geográfica muy determinada. Es decir, las mareas se dan, curiosamente, en comunidades gobernadas por el PP. Ustedes podrán decir que eso es porque en otras comunidades no hay recortes, o reivindicaciones, procesos de privatización, etc. No es cierto. Y la Andalucía del PSOE de Susanita la nueza Zapatera junto a sus socios cubanos y asalta supermercados de la IU andaluza es buen prueba de ellos. O la Asturias de PSOE-IU ( http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/5300631/espana/asturias-gasta-91-8-millones-anuales-en-la-asistencia-sanitaria-concertada ).

Las mareas se acaban de apuntar un tanto al paralizar un juez el proceso de externalización de varios hospitales en Madrid. La izquierda patria está extasiada. Ya anda vendiendo la burra de que cuando gobiernen todo será ‘público, gratuito, de calidad y en valencià (o la lengua autonómica que corresponda)’, aunque luego no digan de dónde sacarán el dinero para mantenerlo ni cómo lo harán eficiente. Hay que cargarse el sistema de conciertos, como ya pregona en la Comunitat Valenciana el #tripartitoruina de PSPV, EU y Compromís, aunque ese sistema de gestión privado, conocido en Valencia como ‘modelo Alzira’, se haya mostrado eficiente, se haya exportado y servido de ejemplo a otras autonomías e incluso países, haya recibido premios y sea de los mejor valorados por los usuarios. Aunque el modelo de Alzira sea, en definitiva, la garantía de una Sanidad pública de calidad y eficiente en el tiempo, que este último apellido, eficiente, se le olvida a la izquierda. Pero a ellos les importa un pito, eliminemos los conciertos y fiesta, que lo privado es malo, muy malo, el coco, ‘privado’ es el demonio capitalista que roba al obrero para comer langosta todas las noches. La fiesta de la demagogia y las mareas está servida siempre y cuando los conciertos los hace un gobierno del PP.

La Andalucía socialcomunista-cubanovenezolana-pagafiestassindicales-asaltaMercadonas y no sabemos ya qué más parece una balsa de aceite. Ahí no hay privatizaciones, ni recortes, ahí te dan una subvención hasta para motivarte para pasar de curso ( http://www.abcdesevilla.es/20120927/sevilla/sevi-ayudas-junta-universidad-201209262023.html ), y por supuesto, en tal oasis de placidez y progreso socialista, ahí no son necesarias las mareas. Pero si escarbamos un poco descubrimos la realidad. No sólo que el paraíso de la izquierda española es, precisamente, el líder en paro y fracaso escolar. Es que ahí también hay conciertos y gestión privada, y no uno o dos anécdóticos, sino 17 en un momento. Ahí la Junta también paga por esos conciertos ( http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/5284827/espana/andalucia-destino-378-millones-a-la-sanidad-concertada-en-2013#.UujF12eCHGg )

¿Han visto ustedes a una marea blanca como en Madrid? ¿Han visto al PSOE o sus socios de IU demonizar los conciertos y eliminarlos como están prometiendo en otros sitos de España? La sola respuesta causa vergüenza. Vergüenza por la #DobleMoral sin límites de la izquierda y sus mareas. Lo que en un sitio supone un pollo monumental como en Madrid, en otro como en Andalucía se obvia e incluso se práctica por esos mismos que en Madrid celebran acabar con ello. Yo creo que les coge un psiquiatra y alucina con tal esquizofrenia.

Lo mismo que pasa en la Sanidad sucede en otras ‘mareas’ o causas como la de la Educación, que tiene en el ministrio Wert un gran muñeco de trapo al que apalear hasta por aburrimiento. Los ‘camisetas verdes’ se pasean por Madrid, montan ‘primaveras’ soviéticas en Valencia… Pero en el País de las Maravillas andaluz las camisas se guardan para la playa. Pese a que los ajustes, como en todos lados, se han tenido que hacer ( http://www.huelvainformacion.es/article/andalucia/1680082/cataluna/y/andalucia/encabezan/los/recortes/sanidad/y/educacion.html ) ¿Pero protestar contra un gobierno socialista aunque lo haga de p… pena? Válgame Dios, acabáramos. Qué inocentes somos creyendo que eso de las mareas no es nada político, no está dirigido por nadie, es algo de ciudadanos espontáneos que sólo reivindican una causa justa gobierne quien gobierne.

El súmum de la #doblemoral de las mareas es la forma en la que se protesta ante los casos de corrupción que afectan a unos y otros. Estamos cansados de ver la sede de Génova (o de cualquier otro sitio del PP de España, algunas incluso atacadas) acordonada por la Policía ante cualquier noticia que surgiera de Bárcenas o ya por sistema por la causa que fuera (hasta por las preferentes que es una cosa de la etapa anterior). ¿Pero han visto ustedes a alguna marea protestar por el robo de dinero de UGT a los cursos de formación a parados para gastárselo en maletines de los chinos, comilonas, hoteles y ‘cursos’ en el Caribe? ¿Han visto usteses alguna vez un ‘rodea la Junta’ como hay un ‘rodea el Congreso’? Nada más que añadir.

Por cierto, en el tema de las mareas y la #doblemoral de la izquierda merece un análisis aparte la forma en la que se usa el término privatización. Se habla de la iniciativa privada con desprecio, como si fuera un sacrilegio, un pecado mortal contra el sacrosanto aparato del Estado. Señores de la izquierda, no tengan miedo y repitan: INICIATIVA PRIVADA. ¿Ven como no cuesta tanto? El Gobierno no debe tener miedo a la iniciativa privada ni a darle juego, es más, debe contar con ella, más si demuestra una eficiente gestión que en época de ajustes contribuye a racionalizar el gasto. La izquierda se niega por dogma a colaborar con la iniciativa privada en los servicios e intenta asociar gestión privada a eliminar derechos… ¿Acaso no se atiende a la gente con su tarjeta sanitaria en un hospital público de gestión privada? ¿Qué derechos se recortan? Desde el centro-derecha no se debe caer en este juego. Si se considera que algo mejorará entrando la gestión privada, adelante. No tengamos miedo a las sandeces de la izquierda y su doberman contra lo privado.

Me dejo para el final lo méjor: Tomás Gómez, líder, por llamarle de alguna forma, del socialismo madrileño, uno de los más combatientes contra lo privado en temas como la Sanidad, resulta quie privatizó durante su etapa como alcalde de Parla hasta el servicio de palomas urbanas ( http://www.abc.es/madrid/20140129/abci-tomas-gomez-palomas-201401291304.html ). ¡Toma ya! Pero ya saben, lo privado es malo… siempre que no lo privatice yo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s