Le Pen votaría a IU. Y Franco también

https://ladoblemoral.com/2014/01/15/le-pen-votaria-a-iu-y-franco-tambien/

¿Qué partido político creen que utiliza la imagen anterior en su propaganda? Seguro que han pensado en Izquierda Unida, ERC (bueno, éste no porque el español les da alergia) o algún grupo de estos de la izquierda más demagoga. Pues no señores, se equivocan. Se trata de la imagen de portada de la web de la Falange Española de las JONS. Es más, si ahora les digo que acabo de ver una octavilla que clama “ni recortes, ni reyes, ni banqueros” ahora sí que seguro pensarán que se trata de IU, de Compromís o de alguna de estas coaliciones. Yerran de nuevo. Es de las Juventudes Falangistas.

Aunque nos vendan que son antagónicos, resulta que la política a veces es un círculo. Un círculo donde conforme te vas alejando del centro hacia los extremos acabas en el mismo lugar, sólo que unos han hecho el camino por la derecha y otros por la izquierda para acabar encontrándose en el mismo punto. Cuando la ‘izquierda real’, como se autodenominan ellos, habla de extrema derecha e incluso de fascismo tan alegremente (para ellos todo lo que no comulgue con su surrealista visión cae en el saco de ‘fascista’) olvida que la extrema derecha, la real, no deja de ser una copia de ellos mismos cambiando el papel de envoltorio. Unos van contra los comunistas, otros contra los fascistas, pero los dos contra el capitalismo, el sistema, el liberalismo, la democracia actual, el constitucionalismo o la globalización. Persiguen la imposición de su ideología y claman por un régimen que para unos se asemeje a la España franquista y para otros a la Cuba castrista, pero que no deja de ser el mismo perro con distinto collar: la dictadura y la ausencia de libertad.

¿Pero qué es la extrema derecha? Porque en España se habla muy a la ligera de ella pero la mayoría no tiene ni pajolera idea de lo que es. Unos creen que es ir contra el aborto (Rubalcaba y Valenciano no dejan de repetir esta idea), otros que si llevar la bandera de España, otros que si ser de misa diaria… Pues nada de eso. Analicemos un partido de extrema derecha, de los de verdad (y no UPyD y Ciutadans que desde la izquierda les han llegado a tildar como tal), como el Frente Nacional francés de Marine Le Pen. Le Pen es una enemiga acérrima del sistema económico europeo y de la globalización, quiere que Francia salga del euro y acabar con la moneda única, habla de los males del mercado y las corporaciones, quiere una economía dirigida por el Estado frente a los mercados y que se cargue los impuestos sobre las rentas altas y las grandes empresas. ¿A qué les suena eso? Una pista: Gaspar Llamazares: http://www.publico.es/espana/441873/llamazares-plantea-ya-la-salida-de-espana-del-euro

El Frente Nacional tiene un discurso dirigido a las clases populares, donde antes pescaban los antiguos comunistas, de manera que quien antes votaba comunista o socialista encuentra ahora un halo de esperanza en Le Pen. El ejemplo más claro es el cambio de alcaldías en Francia que pasan de la extrema izquierda a la extrema derecha como en el caso de Brignoles ( http://internacional.elpais.com/internacional/2013/10/13/actualidad/1381694492_977017.html ). Le Pen se asemeja tanto a la ‘izquierda real’ española que hasta promete laicismo total prohibiendo los símbolos religiosos y las ayudas a las confesiones. Ni que quedara a tomar té todos los días con Cayo Lara.

La diferencia básica entre IU y la extrema derecha como el Frente Nacional o la Falange es básicamente el discurso xenófobo: unos son antiinmigrantes a los que les culpan también de los males económicos y del paro y los otros se van al otro extremo, el del flower power de permitir entrar a todo el mundo si control. Pero salvo eso, lo demás es un calco. Incluso en el patriotismo: la extrema derecha se deja llevar por la gloria a la España del águila, pero si cogemos algunas federaciones de IU, también hacen lo mismo, no con España, sino con el nazionalismo de marras. Ahí tienen a ICV-EUiA apoyando la consulta de Mas o la EU valenciana defendiendo las teorías más radicales del pancatalanismo.

Paradójicamente, el PP y los partidos de centro-derecha europeos, por ejemplo, son los más alejados de la extrema derecha en cuanto a programa. La extrema derecha como hemos señalado quiere más Estado y menos individuo. Mientras que la base ideológica de la derecha liberal es toda la contraria, menos Estado y más iniciativa privada. Lo mismo pensaba el franquismo. Para Franco, el liberalismo era un mal que había que extirpar (ups, mira, como en IU) y sólo lo aceptó con matices a partir de los 60 y del desarrollismo económico. Pese a ello, el franquismo era un firme defensor del aparato del Estado y las empresas públicas. Todas las grandes corporaciones y sectores eran públicos, desde la televisión, la telefónica o la SEAT. ¿A qué les suena eso, al modelo económico del PP? No. Justo al que se defiende desde la izquierda, cuanto más a la izquierda más claramente, del todo público y nada de gestión privada. Es más, va por ahí circulando una imagen de IU donde señalan todas las empresas públicas privatizadas desde la muerte de Franco y donde se critica este proceso. Si fuera por ellos, el Estado seguiría teniendo estas empresas, seguiríamos en la economía franquista. Por tanto, no es de extrañar que si Franco levantara la cabeza y leyera los programas económicos de los distintos partidos, apostaría sin dudarlo por el de IU.

En donde también se dan la manita la extrema derecha y la extrema izquierda es en su cultura del odio. En esa de que las dictaduras, si son de los míos, oye, pues están muy bien. Como hacen desde IU con Cuba y sus juventudes con Corea del Norte. Ambos usan un lenguaje bélico, revolucionario y de justificación en ocasiones hasta de la violencia (cuántas veces hemos oído llamar a los dirigentes de IU al estallido social, la última con el barrio de Gamonal). Y en el colmo del paroxismo, reconocen eso en el contrario pero no en sí mismos. Ahí tenemos a Gaspar Llamazares diciendo que no hay terrorismo de izquierdas, con un par, cuando una de las bases de la propia ETA, por ejemplo, es el marxismo.

No es de extrañar, por tanto, que si tan parecidos son IU y Falange no tengan problema en acordar un gobierno municipal en Andalucía. Luego vienen con las excusas baratas, como la del diputado Alberto Garzón, que eso es porque ‘hay una Falange buena y otra mala’… No Alberto, lo que hay es simple y llanamente la constatación de que los extremos se tocan y son lo mismo, como acaban siendo todas las ideologías totalitarias, sólo que donde unos ponen el águila otros pone la hoz y el martillo.

Postdata: justo ayer salía Pablo Iglesias (el contertulio estrella de extrema izquierda) a definir su supuesto programa electoral si se presenta a las europeas: derogación del artículo 135 de la Constitución para tener soberanía y que las cuestiones no se decidan en Bruselas, subordinación de la riqueza al interés estratégico, defensa de los servicios públicos contra las privatizaciones y subida de salarios ( http://www.elsemanaldigital.com/el-tertuliano-mas-rojo-de-la-television-prepara-su-candidatura-a-las-europeas-133183.htm ) … Justo una fotocopia del que Marine Le Pen presentó a las elecciones presidenciales francesas ( http://internacional.elpais.com/internacional/2012/04/10/actualidad/1334079149_050217.html / http://www.europapress.es/internacional/noticia-le-pen-promete-subir-salarios-si-gana-elecciones-20110514112945.html / ). Gracias Pablo por aportar más luz a este artículo.

Anuncios

29 pensamientos en “Le Pen votaría a IU. Y Franco también

  1. Este articulo carece de sentido. Claro que los fascismos eran anticapitalistas, pero surgieron para contrarrestar las corrientes de izquierdas, eran socialistas pero también nacionalistas. Franco y Le-pen nunca votarían a IU por su anticomunismo.

    • Tú mismo lo has dicho, no lo votarían por su anticomunismo. Pero sí en cuanto a programa económico, que es lo que pretendo reflejar en el artículo. Que Le Pen y Franco votenm a IU es evidentemente una exageración hecha adrede con la que pretendo evidenciar que los programas de la extrema derecha y la extrema izquierda son similares y parejos entre sí. La prueba está en que en Francia el antiguo militante comunista está pasandose al Frente Nacional, por lo que no es tan raro ese intercambio de votos.

      • Pero es algo trivial, en las bases del fascismo esta el anticapitalismo, os obvio que tienen ideas parecidas a los comunistas.

  2. Franco y Le Pen también están a favor de prohibir el aborto; de cepillarse los servicios públicos para favorecer a las empresas privadas y dejar a los pobres en manos de los curas; de apalizar para defender los intereses de los empresarios que viven sin agachar el lomo a los que protestan; de exigir el monopolio de la palabra patria mientras venden su soberanía a millonarios extranjeros; de tomar las decisiones en círculos pequeños o de dar una educación deficiente para que la gente se crea historias de hombres (y manos) invisibles que siempre reparten la riqueza a los cuatro caciques de siempre.

    Los extremos se tocan. Claro que sí. Pero para ser extremos hay que formar parte de la misma cosa. El fascista es el perro que saca los dientes cuando el liberal se asusta y el socialdemócrata su cara amable. Nosotros, los comunistas, somos otra cosa. Estamos en frente. Los cuentos los cuentas en catequesis.

    • La gente como tú, que ataca gratuitamente (tú que sabes si voy a catequesis o soy ateo) y cree realmente aún en las bondades del comunismo como si estuviéramos en el siglo XIX y no supiéramos lo que ha hecho en el XX y en la actualidad donde queda, sólo demuestra precisamente eso, que los extremos se tocan. Por cierto ¿Te has leído el programa de Le Pen? Pongo enlaces a informaciones del mismo: ella de cepillarse servicios o dar poder a las empresas y a millonarios extranjeros dice todo lo contrario, como los comunistas que dices tú que están tan enfrente.

      • Jajaja! Yo quiero desayunar lo que sea que desayunes!! Me parece que Franco era fascista y me parece que SEAT, CAMPSA, IBERDROLA, lo que fuera que era ENDESA, TELEFÓNICA, IBERIA, etc… pertenecían al INI… exactamente lo que defienden los comunistas!! Solo que Franco iba a misa de doce y vosotros a los mítines con otra liturgia. Vuestro Dios es el Ché y el anticristo Franco… pofale. Comunismo y fascismo son movimientos obreros exactamente iguales con distintos iconos y logos, pero el pensamiento común. Recientemente acabo de visitar un blog progresista cuyos miembros eran profundamente antisemitas… como Hitler!

  3. ¿Qué han hecho los comunistas en el siglo XX? ¿Conquistar los derechos que tu partido capitalista nos está quitando en el XXI?
    Entonces, ¿tú estás a favor de cepillarte servicios públicos y de dar poder a las empresas privadas y a los millonarios extranjeros? Porque tu partido está regalando las empresas públicas y destruyendo la sanidad y la educación pública. Los ricos cada día son más ricos. Y los curritos a sobrevivir con suerte. De los patriotas con cuentas en Suiza o al servicio de EEUU y Alemania hablamos otro día.

    • ¿Qué han hecho los comunistas? Pues ahí donde han estado en el poder de conquistar derechos nada sino todo lo contrario, ya sea la antigua URSS o la actual Cuba, donde hasta hace un mes no se podía comprar un coche libremente, por no hablar de Corea del Norte. Yo no estoy a favor de cepillarme servicios públicos, pero sí de que el Estado no sea un mastodonte y de dar juego a la iniciativa privada, que es la que crea riqueza y empleo.

      • Ah, ¿que lo importante es poder comprarte un coche o un barco? Entonces en España, que si no tienes dinero no puedes tener una casa, es una dictadura. Conozco la libertad del liberalismo. Defender la libertad del libre comercio (aunque no se ejerza entre iguales) y la del rico de poder comprarse todos los caprichitos que quiera aunque el pueblo que produce se muera de hambre.

        A mí me preocupa más la libertad del que no puede trabajar. Tenemos 6 millones de parados (y eso que la gente se está marchando). La libertad del que no puede tener un techo porque el banco es libre de echarlo a la calle pese a haber recibido millones de fondos públicos. La de la mujer a la que no dejan abortar porque es pecado no tener dinero para ir a Londres a hacerlo. La del que no es libre ni de llegar a mañana, porque no tiene ni para comer…

        ¿Los comunistas? Jornada de 8 horas, derechos de la mujer, sanidad y educación públicas, un mes de vacaciones pagadas, avances científicos, la liberación de colonias, educación científica…

      • De todos esos derechos que usted me enumera en el último párrafo, ¿Cuáles se dan en los regímenes comunistas? Ninguno o casi ninguno. Donde se dan es precisamente en los países liberales.

      • “¿Los comunistas? Jornada de 8 horas, derechos de la mujer, sanidad y educación públicas, un mes de vacaciones pagadas, avances científicos, la liberación de colonias, educación científica…”

        El comunismo ha sido y es la única ideología juzgada por sus “intenciones” y no por sus resultados (100 millones de muertos, por cierto). Las intenciones son casi siempre legítimas en todas las ideologías, pero lo que importan son los resultados. ¿Jornadas de 8 horas en Cuba bien remuneradas? ¿derechos de la mujer en la Camboya de Pol Pot? ¿educación científica en la RDA? ¿avances científicos en la Rusia de Stalin, más allá de armamento militar? ¿liberación de colonias con Stalin o Mao?

        Yo quiero fumar lo mismo que vosotros, para seguir dormido.

  4. Me gustaría indicar que, si bien señalas algunas similitudes entre Falange, el Frente Nacional de Le Pen e IU; omites algunas características claramente diferenciadoras y, además, una especialmente errónea que es la relativa al racismo.

    Falange, por su ideario y su tradición (Escritos de sus fundadores y sus propuestas políticas) es, precisamente, contraria al racismo. La “hispanidad” para ellos se constituye, esencialmente, en la confluencia de diversas razas que sucede a lo largo de la Historia de España y que, además, es la condición de posibilidad de que España fuese un Imperio (algo que la izquierda, por cierto, rechaza en general, aunque hay algunos representantes que no lo hagan como, si no me equivoco, el prof. Gustavo Bueno). La inmigración no es fuente de mal alguno y, de hecho, se aspira a unificar a todos los países por medio del nacionalsindicalismo (empezando por la llamada hispanidad y siguiendo con los países de tradición similar) y su idea de Patria. Esto lo puedes comprobar accediendo a los escritos de los fundadores y a los puntos de su programa.

    Por otro lado, me gustaría añadir que José Antonio reconoce plenamente su herencia del marxismo en diversos momentos, así como los puntos que rechaza de este: abjuración de la patria (aunque otros marxismos como el leninista la defiendan y, por ello, se ganarán las alabanzas de R. Ledesma en este asunto, si no me equivoco), idea de lucha de clases (que hace de ser superada y no “aceptada” en el devenir marxista) y ataque a la religión (Falange es, fundamentalmente, un partido de inspiración cristiana aunque no está sometido a la autoridad del cristianismo ni ligado a la Iglesia, de hecho José Antonio establece una cortés separación Iglesia-Estado en su discurso fundacional).

    Espero haber sido lo suficientemente claro. Por lo demás, me ha gustado mucho tu escrito y agradezco estos aires nuevos que aporta a la red.
    Un saludo.

    • Gracias por tu aportación y por tu explicación. Yo no digo que la Falange originaria de José Antonio sea racista, es más, los musulmanes del norte de África apoyaron al bando nacional en la Guerra Civil, pero la actual extrema derecha en Europa y en España sí lo es. Es más, utiliza mucho el discurso racista ligándolo al paro y la crisis. Por lo que respecta al resto de características diferenciadoras que expones, nada que objetar, gracias por tu aportación que enriquece la explicación del artículo.

    • Infórmese antes de hablar: en Gaibiel nadie cobra sueldo ni dietas de nada, ni siquiera el alcalde, uno porque está prohibido y dos porque no queremos. A mí estar ahí, como a mis compañeros, nos supone tiempo y dinero nuestro.

  5. Chaval, has quedado como lo que eres un vocero más de este podrido sistema, has enumerado unas cuantas cosas de las que has demostrado no tener ni pajolera idea. “Falange no es ni puede ser racista” José Antonio Primo de Rivera. Ahora volverás a saltar con que la Falange actual es racista, y ya que has citado a un grupo Falangista como es Falange Española de las JONS, yo que he militado ahí durante varios años, te invito a que me saques un texto en el cual hablen de racismo, te lo agradecería, porque en mis 5 años de militancia jamás lo vi.

    2. “Es más, si ahora les digo que acabo de ver una octavilla que clama “ni recortes, ni reyes, ni banqueros” ahora sí que seguro pensarán que se trata de IU, de Compromís o de alguna de estas coaliciones. Yerran de nuevo. Es de las Juventudes Falangistas.” ¿Acaso alguna vez la Falange ha sido monárquica? Y hay muchas diferencias entre la 3ª Vía en la que está incluido el Nacional-Sindicalismo (Ideario de FE de las JONS) y la 2ª vía que es el Marxismo, deberías asesorarte al menos medio bien por lo menos, antes de atreverte a soltar semejantes chorradas.

    • Yo no he dicho que la Falange sea racista, sino que la extrema derecha en España y en Europa en la actualidad lo es, y si no mire los otros grupos de extrema derecha que hay en España lo que piensan de este tema. Tampoco he dicho que extrema derecha y extrema izquierda sean lo mismo, sino que tienen puntos en común, bastantes, porque los extremos acaban convergiendo, pero evidentemente que tienen también sus diferencias entre ellos.

      • Por eso no conozco falangista que se denomine de “derecha” y prefieren usar el término tercerposicionista o, más común, nacionalsindicalista (haciendo alusión al sistema sociopolítico que defienden. La extrema derecha y el nazismo, en particular, tienen su componente de racismo, Falange no.

        Por cierto, tal vez para evitar futuros malentendidos deberías destacar si te refieres a FE de las JONS (el partido de R. Ledesma, O. Redondo y J. A. Primo de Rivera) o FET de las JONS (el partido único del régimen franquista) ya que se me olvido destacar que, de hecho, Falange propone la desaparición absoluta de todo partido político (incluida Falange) en el nacionalsindicalismo y una democracia que, desde luego, ya no sería la liberal pero que, no obstante, hace que no propongan una dictadura (como el artículo dice).

        Una vez más, un saludo.

        P.D: Escribo rápido así que disculpen cualquier falta de ortografía.

  6. Perdonad por la extensión que va a tener mi comentario pero he de responder tanto al autor del blog como a alguno de los comentaristas.

    Enrique:

    El principal teórico del fascismo español (Ramiro Ledesma Ramos) dejó claramente nítido en su obra “¿Fascismo en España?” (1935) los objetivos de dichos movimientos de forma genérica y esencial en todos ellos independientemente de sus peculiaridades nacionales. Te resumo su análisis:

    1) La Patria es la categoría histórica y social más firme. Y el culto a la Patria, el impulso creador más vigoroso.
    2) El Estado liberal-parlamentario no es ya el Estado nacional. Las instituciones demoburguesas viven al margen del interés de la Patria y del interés del pueblo. No representan ni interpretan ese interés.
    3) La oposición a la democracia burguesa y parlamentaria es la oposición a los poderes feudalistas de la sociedad actual.
    4) El marxismo es la solución bestial, antinacional y antihumana que representa el clasismo proletario para resolver los evidentes problemas e injusticias, propias del régimen capitalista.
    5) Desde el momento en que el fascismo no es un producto de los sectores más conformistas de la sociedad, es decir, de los grupos más satisfechos y partidarios de la actual ordenación económica y política, su régimen y su victoria implican, necesariamente, grandes transformaciones revolucionarias.
    6) El fascismo busca un nuevo sentido de la autoridad, de la disciplina y de la violencia.

    Esto nos lleva a concluir que: la Nación es indiscutible, el parlamentarismo no representa a la Nación ni a las masas populares, la democracia liberal fomenta los grandes poderes económicos y financieros propios del capitalismo, el marxismo lucha contra el capitalismo pero es clasista y no representa a la Nación entera sino a una parte, el fascismo es revolucionario ya que pretende crear un Estado Nuevo derrocando el anterior y, por último, sus pretensiones han de aplicarlas de forma decidida y rotunda sin contemplaciones.

    Como ves Ledesma no habla de racismo. El racismo, dentro de los fascismos europeos, es marginal y solo propio y característico únicamente del modelo alemán y del área nórdica, el cual más que racista genérico puede tachársele de profundamente racista antijudío. Me remito a esto puesto que en el mismo ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial combatieron negros, musulmanes o hindúes sin problema.

    Como ninguna persona ni movimiento es un fósil, pues han de actualizarse conforme avanzan los tiempos, las posturas antiinmigración nacen a partir de un fenómeno nuevo: la globalización.
    ¿Quiénes son hoy favorables, por ejemplo, a la globalización en España? Los liberales (PP y Ciudadanos), la social-progresía (PSOE y UPyD), la socialdemocracia radical disfrazada de marxismo (IU)* y los partidos independentistas (PNV, CiU, ERC, BNG…) y comunistas ortodoxos (PCPE y similares)**. Y digo esto porque son todos partidarios de la globalización por su carácter internacionalista. Pues tanto el liberalismo y la socialdemocracia como el marxismo lo son. En España o Portugal -de los pocos sitios de Europa donde no tienen parlamentarios regionales o nacionales- no ha explotado aún un patriotismo radical porque tanto el franquismo como el salazarismo están muy cercanos en el tiempo, pero ojito porque ya hay erupciones a nivel municipal de ciudadanos que ya empiezan a apoyarles en nuestro país (PxC y España 2000 son un ejemplo).

    Los auténticos oponentes a la globalización es la llamada extrema derecha o los neofascistas. Ahí tienes el caso del Front National (Francia), Jobbik (Hungría), Amanecer Dorado (Grecia), Partido del Pueblo-Nuestra Eslovaquia (Eslovaquia), Ataka (Bulgaria), BNP (Reino Unido), etc. Los europeos están hasta el gorro de las políticas globalizadoras, por eso el votante que iba a votar a la extrema izquierda se va ahora a su opuesto. Sencillamente porque las clases populares ven ya a un competidor desleal al inmigrante. ¿Por qué? Muy sencillo. El obrero tiene Patria y el capitalismo y el marxismo no -son internacionalistas-. Entiende el trabajador en Europa que el capitalismo fomenta la inmigración para descender las condiciones laborales de los trabajadores autóctonos, mientras que en el marxismo ve un movimiento que actúa traidoramente frente a los trabajadores nacionales al considerar en el plano de igualdad al autóctono y al extranjero por la conciencia de clase. Por eso vota a los partidos nacionalistas de Europa y por eso la extrema izquierda está desaparecida del mapa europeo como fuerza alternativa y la socialdemocracia y el liberalismo tambaleándose.

    Si los movimientos nacionalistas o de extrema derecha, como los quieras llamar, no tienen aún mayor representación es por la enorme represión que sufren. La Europa de hoy es heredera de la victoria capitalista-comunista de 1945 y temen enormemente que partidos, no iguales, pero sí inspirados en los derrotados de la guerra mundial en cierto modo canalicen un cambio real.

    Puede haber consonancias entre fascismo y marxismo en el plano económico, pero la pugna real hoy es entre patriotismo radical e internacionalismo globalizador. Parece que los europeos están apostando cada vez más por el primero en muchos países de Europa. Y podrá no gustarte a ti o a otros, pero es una realidad que solo los inconscientes no quieren ver ni analizar.

    *IU no es un partido comunista ni es revolucionario. Es la antítesis de la ortodoxia roja. Es el perro gruñón del PSOE (sostiene lacayunamente sus gobiernos desde que la coalición funciona, salvo al final de la era Anguita), es reformista y una parte contestona del sistema. Poco más. Cosa distinta es que tenga de forma aislada elementos individuales que sí lo sean.
    **Estos grupos, pese a su verbalismo antiglobalización, siguen siendo internacionalistas. Es por tanto globalismo rojo. Como sucedió en la década de los 20, 30 y 40 un sector importante de las clases populares se está “nacionalizando”.
    —–
    José:

    Tienes una ceguera propia de un fanático. Los comunistas no han conquistado nada más que arruinar pueblos material y espiritualmente. El comunismo no pasó del capitalismo de Estado. Es decir, una mole burocrática y una aristocracia del Partido puede imputársele como creación más “fecunda”, unida a que el único patrón era el Estado y a una corrupción interna que llevó a la caída del muro y de la URSS. Reprimió hasta lo más profundo del ser humano, como su fe religiosa o hasta sus propiedades básicas (no te hablo de fincas de terratenientes sino de los campesinos a los que se les requisaba la cosecha por la colectivización). Por no hablar de que en todo régimen marxista ha asolado alguna hambruna: con Lenin (dos millones de rusos muertos por hambre en 1922), con Stalin (más de cinco millones por el Holodomor de 1933), con los Kim en Corea (varias, recientemente la que se llevó a centenares de miles), con Mao (el Gran Salto Adelante mató de hambre a decenas de millones de chinos), Mengistu (la famosa hambruna etíope acabo con un millón bajo tierra)…

    ¿Conquistas sociales? Si nos vamos al caso español todas esas conquistas sociales proceden únicamente del franquismo, sobre todo durante la etapa como ministro del falangista Girón de Velasco. Precisamente tanto los socialistas como los comunistas españoles pretenden volver a las condiciones sociales y laborales previas al Estatuto de los Trabajadores. O lo que es lo mismo: lo que el franquismo dejó como legado social y laboral. En cuanto a las empresas públicas casi todas procedían del INI, creado por el franquismo en 1941. Ejemplos de empresas públicas: Pegaso, Endesa, Aceralia, SEAT, Iberia, RENFE… La Educación Pública, su universalización, procede también del franquismo desde mediados de los cincuenta cuando acaba el brutal aislamiento al país. Es un hecho constatable. En 1939 al acabar la guerra civil casi el 50% de los españoles era analfabeto y en 1975 solo el 7%. La Sanidad Pública y la red de hospitales y ambulatorios se multiplicó de forma abrumadora y en 1975 se conservó el modelo porque el franquismo lo dejó fantásticamente bien. También las dos pagas extraordinarias -una de ellas quitada a los funcionarios- las implantó el franquismo con Girón como ministro.

    Hablas de los “patriotas” con cuentas suizas. Franco pensaba lo mismo que tú. De hecho fue el primer presidente español que les sacó los colores a los evasores públicamente en el BOE de 1959. Figuraban sus nombres, nacionalidad, localidad, dinero evadido y multa correspondiente. Y Franco no se anduvo con chiquitas. Aparecían por ejemplo un ex ministro (Demetrio Carceller) y varios clanes de la oligarquía española (Oriol, Pujol o Botín). Todos tuvieron que pagar el multazo correspondiente por sacar su dinerito fuera del país y por estafar al Estado.

    • La verdad es que ha comentado muchas cosas y es difícil responder a todo, jeje, este tema, los parecidos y diferencias entre la extrema derecha y la extrema izquierda, como vemos, da para mucho. Gracias por compartir su opinión con respeto, educación y datos.

      • Añado unos datos a los aportados por Juan:

        Siguiendo con Ramiro Ledesma Ramos, en su libro ‘Discurso a las juventudes de España’ (1935), en el capítulo IV, ‘Racismo socialista en Alemania’, apartado 3, ‘NO UN SOCIALISMO PARA «EL HOMBRE», SINO PARA «EL ALEMÁN»’, el jonsista zamorano escribe:

        «Bien sencillo es, pues, el complejo emocional a que obedece el racismo socialista. Pues estamos en presencia de una idea social, de un socialismo, cuyo móvil reside, no en la necesidad de conseguir justicia para los alemanes, como hombres a quienes priva de bienestar un régimen económico injusto, sino más bien en la idea de conseguir para Alemania, como pueblo, como raza, como unidad viviente, el régimen social mejor y más justo.

        Por eso, el anticapitalismo del hitleriano es diferente al anticapitalismo del marxista. Aquél ve en el régimen capitalista no sólo un sistema determinado de relaciones económicas, sino que ve también al judío, añade al concepto económico estricto un concepto racista. La idea antijudía y la idea anticapitalista son casi una misma cosa para el nacional-socialismo. Y es que, como hemos dicho, el alemán objetiva su problema particular en Alemania, y su inquietud socialista persigue en todo momento una ordenación en beneficio de la raza entera.

        El marxismo dejaba, pues, intactas en el alemán sus reacciones más íntimas y vigorosas. Resbalaba episódicamente por su superficie, y sólo en los falsos alemanes, es decir, en los individuos naturalizados en Alemania pero extraños a la voz de la sangre, al mito de la raza, podía constituir una actitud más profunda.

        No es, pues, «el hombre», sino «el alemán», quien resulta así objeto estimable para el socialismo racista. Por eso, el programa de Hitler establece con claridad diferencias entre los que denomina «ciudadanos alemanes» y los otros, los demás que como extranjeros residan en Alemania, reivindicando sólo para aquéllos el derecho a participar del acervo económico y de las posibilidades económicas de Alemania.»

        Así pues, Ramiro no sólo diferencia el racismo socialista alemán del bolchevismo ruso, sino también del fascismo italiano. Por otro lado, José Antonio Primo de Rivera, en las contestaciones que dio a las preguntas que le remitió el periodista Ramón Blardony por intermedio del enlace Agustín Peláez en Alicante el 16 de junio de 1936, a la pregunta «Aun concediendo que Falange, como organización española, tenga estilo netamente español, etc., ¿a qué fascismo se aproxima más, al italiano o al alemán?», aquél responde:

        «Coincide con la preocupación esencial a uno y otro: la quiebra del régimen liberal capitalista y la urgencia de evitar que esta quiebra conduzca irremediablemente a la catástrofe comunista, de signo antioccidental y anticristiano. En la busca del medio para evitar esa catástrofe, Falange ha llegado a posiciones, doctrinales de viva originalidad; así, en lo nacional, concibe a España como unidad de destino, compatible con las variedades regionales, pero determinante de una política que, al tener por primer deber la conservación de esa unidad, se sobrepone a las opiniones de partidos y clases. En lo económico, Falange tiende al sindicalismo total; esto es, a que laplus valía de la producción quede enteramente en poder del Sindicato orgánico, vertical, de productores, al que su propia fuerza económica procuraría el crédito necesario para producir, sin necesidad de alquilarlo –caro– a la Banca. Quizá estas líneas económicas tengan más parecido con el programa alemán que con el italiano. Pero, en cambio, Falange no es ni puede ser racista.»

  7. ¿Ahora resulta que todo lo que está en contra del capitalismo es igual? ¿Sólo porque hay una cosa en común, que no basan su doctrina en el capitalismo? Hay múltiples formas de intervencionismo estatal, empezando por ahí. No puedes decir que porque dos colores no son negros, son rojos. No sé si me explico. Veo este artículo muuuuuuuuuuuy falaz, lo siento, en serio.

    • No he dicho, y vuelvo a repetir, que sean iguales, sino que son similares y he destacado en lo que se parecen. Claro que hay diferencias entre ellos, pero he resaltado lo parecido porque muchas veces son más similares entre sí de lo que se cree y ellos mismos piensan

  8. El articulo contiene muchas incoherencias,hablan de Fascismo muy a ligera,intentan meter a Falange,la autentica,en un saco que no es el suyo,a ver si empezamos a diferenciar,Fascismo,Franquismo y Nacional-Sindicalismo,por,bien por el echo de discernir bien entre la derechona rancia estilo PP,con lo que Franco era como politico en su España,muy bien diferenciado,nada tiene que ver lo que era esa España,con lo que es el PP,pero nada nad,por lo demas,el articulo hubiera estado bien,pero al autor le ha faltado diferenciar mejor la cosas,y no meter en un saco a todos,nunca la Extrema izquierda sera como la extrema derecha,otra cosa es que me intentes comparar ciertas cosas del Comunismo o el Anarquismo,pues tiene notas que se sincronizan muy bien con lo que era la idea y los puntos primigenios del movimiento nacional.revolucionario que intento surgir en España en los años 30 de la mano de Ramiro Ledesma y Onesimo Redondo,Jose Antonio fue aparte,pues su movimiento FALANGE,disto en un principio algo lejos de los movimientos creados por los dos anteriores…pero ya me estoy torciendo un poco del tema,para acabar diria que tanto el anarquismo y los movimientos revolucionarios nacionalistas,siempre fueron un poco de la mano.

  9. Pingback: Del plató a la lista electoral. La explosión de nuevos partidos |

  10. La Falange no es de extrema derecha ni es fascismo, es más es antifascista. El Falangismo de José Antonio es una ideología que busca el respeto hacia la libertad y la dignidad del ser humano, la justicia social mediante el fin del capitalismo (sin caer en el totalitario comunismo), el patriotismo crítico y plural y la democracia directa y orgánica. El Falangismo fue tergiversado y manipulado por Franco que usó sus símbolos y tras su muerte la gente creyó que le defendían. Muchos españoles si escucharan al verdadero Falangismo quedarían convencidos de sus principios. Les invitó a entrar en la página de Falange Española de las JONS, Falange Auténtica o Defensa Social y quedarán sorprendidos de su ideología. Les recomiendo leer “el Nacionalsindicalismo” de David Pedraza Mañogil donde perderán esa falsa imagen de nosotros. Un saludo.

  11. Pingback: Desgranando el fenómeno Podemos |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s