La #DobleMoral republicana de la izquierda. Sí, hay republicanos de derechas

Bandera Republicana

Me hace mucha gracia la gente que etiqueta determinadas posturas ideológicas, como esa de que no se puede ser republicano y de derechas. De la misma manera que lo creen incompatible con ser ecologista, feminista e incluso homosexual (sí, algunos creen que los gays sólo pueden votar a la izquierda, pero esto da para otro artículo). Esos que ven un mundo etiquetado con simplismos como “si es de derecha, es monárquico, y si es de izquierdas, republicano”, “si es de derechas, pro-Israel, si es de izquierdas, pro-Palestina”, y así un largo etcétera.

Si nos atenemos a lo que en sentido estricto significa ser ‘republicano’, la RAE lo deja claro “partidario de este género de Gobierno. Organización del Estado cuya máxima autoridad es elegida por los ciudadanos o por el Parlamento para un período determinado. En algunos países, régimen no monárquico”. Vamos, simple y llanamente, querer un Estado donde no haya rey. Así que republicano puede ser desde un fascista, un comunista, una persona de derechas, de izquierdas, nacionalista o del partido de la marihuana. El problema de España es que la izquierda confunde ‘republicanismo’ con ‘apología de la II República’, como si todos los que quisieran un Estado sin monarquía tuvieran que ser admiradores del régimen del 31 al 36 y de la bandera tricolor.

Esa izquierda que ha lavado la imagen de la II República como si fuera un régimen inmaculado, de concordia, paz y amor, donde la gente iba repartiendo caramelos. Prefieren contemplar con la boca abierta y la baba cayéndose un régimen rancio, e incluso, del que tienen mucho desconocimiento, en lugar de fabricar un republicanismo de futuro.

La II República fue de todo menos un régimen ejemplar. Al contrario: en 5 años tuvimos varios golpes de Estado, como el de Sanjurjo, la declaración del ‘Estat Català’ por parte de Lluis Companys o la Revolución de octubre de 1934. Represiones brutales como la de Casas Viejas, asaltos a conventos, asesinatos de lideres políticos y amenazas de muerte en sede parlamentaria (el caso más sonado es el del líder del PSOE Indalecio Prieto sacando la pistola en el Congreso y amenazando a los diputados de la derecha). Las milicias de falangistas por un lado y de sindicalistas, anarquistas y socialistas por otro, para los que la República no era más que un régimen burgués de transición hasta llegar al verdadero Estado comunista libertario, sembraban el terror entre la población. España estaba tan polarizada que después de las elecciones en las que gana el Frente Popular todos daban la República por muerta y esperaban a ver quién lanzaba la chispa o el golpe que acabaría por imponer una nueva realidad. Todo esto, en un pequeño párrafo (da para libros enteros) es esa II República democrática y ejemplar que nos vende la izquierda actual y que nos hace tragar con que, quién no alabe esto, no puede considerarse republicano.

Lo mismo ocurre con la bandera tricolor. La #DobleMoral de la izquierda impone que quien no ondee esta bandera, no es republicano. Señores, no sé si sabrán que durante la I República española la bandera era la rojigualda y que la bandera tricolor no ha ondeado nunca en momento alguno de la historia de España ni tiene tradición alguna. Ser republicano no implica renunciar a los símbolos que nos representan como españoles, como la bandera rojigualda o el himno. Si si viviéramos en una república cambiaría el escudo eliminado la corona monárquica, pero no tendría que hacerse con el himno o los colores de la bandera.

Por cierto, la bandera republicana (mejor dicho, de la II República) hoy en día ya no saben muchos ni lo que es. Yo la llamo ‘el comodín del público’ porque la izquierda la usa tanto para un roto como para un descosido. Da igual la manifestación que sea que siempre está por medio. El otro día me comentaban unos concejales de un pueblo que estaban recibiendo a una marcha por la discapacidad y sus miembros iban con chapas tricolores… Ya me dirás tú que tendrá que ver una cosa con otra. Pero la #DobleMoral de la izquierda busca politizar cualquier cosa sacando el trapo rojo, amarillo y morado por medio.

Cuando hablamos de República también debemos preguntarnos qué tipo de República. Si federal o unitaria. O si presidencialista, como EEUU o Francia donde el presidente se elige directamente y tiene funciones de Gobierno, o parlamentaria, como Alemania o Italia, donde hay un presidente que gobierna elegido por el parlamento y un presidente de la República casi sin funciones, de decoración, para sancionar leyes y convocar elecciones. Vamos, que para tener este último sistema, nos quedamos como estamos porque es exactamente lo mismo que tener un rey.

En definitiva, republicano puede ser cualquiera. Dentro del PP o simplemente fuera de la izquierda he conocido gente que se define así, y que en momento alguno sacan la tricolor a pasear más que yo a mi perro (y eso que sale tres veces o más) o que alucinan falsas glorias de la II República como si hubieran comido setas. Algunos además parece que no tengan más debate que éste, cuando al hombre de a pie no le importa si hay o no rey, sino llegar a fin de mes. Por eso, cuando veo a las juventudes socialistas o de otros partidos poner la República como su máxima aspiración, como si eso fuera lo que más preocupa a las jóvenes (así lo demostraron en la Conferencia Política del PSOE con la mayoría de sus enmiendas dirigidas a eso http://www.20minutos.es/noticia/1963230/0/juventudes-socialistas/apuestan-republica/debatir-figura-rey/ ) les pediría que aprendieran un poco de sus mayores, que también pueden ser republicanos, pero que ponen la estabilidad institucional por delante (y eso en una España acostumbrada a guerras civiles es importante), y que ser republicano no es sacar a pasear la tricolor en la manifa de turno, ponerla de fondo de facebook y loar la II República porque sólo la izquierda es la salvaguarda de los valores republicanos, es simple y llanamente proponer otro sistema sin banderas ni nostalgias falsas y rancias, un sistema que no es propio de la izquierda sino que puede compartir cualquiera.

Anuncios

17 pensamientos en “La #DobleMoral republicana de la izquierda. Sí, hay republicanos de derechas

  1. Pues yo soy republicano y comunista… y estoy de acuerdo con casi todo lo que ha dicho. Algunos puntos los ampliaría, simplemente.
    Yo sí preferiría la tricolor, simplemente porque el símbolo ya implica ruptura con la monarquía, no por nostalgias de una II República llena de luces y sombras pero que ya pasó. Pero me parece lo de menos.
    Con señores de derechas como vd. construiríamos una Tercera bien linda.

    • Me alegro que pese a la diferencia ideológica coincidamos en lo esencial del artículo, gracias por el cdomentario. En cuanto a la bandera tricolor, la ruptura con la monarquía, como explico, no tiene por qué implicar cambiar de bandera., y el ejemplo es la I República que conservó la rojigualda. Creo que la mayoría de los españoles nos identificamos con la bandera actual, seamos monárquicos o republicanos.

      • Ejemplo de nada es un régimen que no llego a los dos años, con cuatro presidentes y una inestabilidad política , varios conflictos armados dentro y fuera de nuestras fronteras… Ni tampoco la II República, que fue más un connato de eliminación de una estructura social propia del Antiguo Régimen para crear un Estado Moderno, que al igual que el primer intento, se desarrolló en un entorno de crisis económica profunda, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

        Los ejemplos de consolidación de un cambio real de monarquía a otro sin Rey (No necesariamente democrático), hay que buscarlos fuera de España. Y en esos casos, la vexilología revela que si existen cambios en los símbolos de identidad nacional como es la bandera.

      • La República exige un cambio en la bandera como ruptura con la monarquía porque la rojigualda es el símbolo de la casa borbónica. (ellos la instauraron) La primera república conservó la bandera monárquica porque duró tan poco que no hubo opción de cambiarla, pero el proyecto ya estaba hecho: Una propuesta era Morada, blanca y roja y otra propuesta era la que finalmente se adoptaría en la segunda república: Roja, amarilla y morada. Por cierto en la segunda república la bandera oficial era ésta última que he dicho (no como dices en el artículo) lo que pasa que entre el pueblo llano no todos la identificaban. (como pasó en Francia por cierto, al instaurar ellos la bandera republicana)

  2. Hola Quique, muy interesante tu articulo, yo profundizaría mas aun, creo que el termino derechas y izquierdas es algo obsoleto a día de hoy, pienso que la gente o los partidos se definen por ideas, los pantalones de pana ya hace tiempo que desaparecieron. El sábado si te parece lo comentamos ya que me apetece mucho alargar este tema. un saludo.

    • Gracias por tus palabras. Está claro que hoy en día cosas como los pantalones de para o pensar que la izquierda defiende al obrero y la dererecha al empresario ya están superadas, pero sí creo que aún hay una separación ideológica entre derecha e izquierda, palpable, como en la apuesta por la libertad individual de la derecha frente al ‘papá Estado’ de la izquierda, aunque luego en la acción de Gobierno a veces se cofunden unos con otros (entre otras cosas por culpa de la derecha que se deja arrastrar por la socialdemocracia)

  3. Enrique,

    Muy bueno tu artículo!!

    Es cierto eso que dices: yo también conozco gente republicana que es de derechas / no votaría al psoe ni de casualidad!!

    Además, también empiezo a estar cansada de que se encasille las preferencias políticas con otro tipo de ideas o principios: si eres de derechas, tienes que ser homófobo (tengo amigos gays / lesbianas) o estar a favor de la tauromáquia (algo que sabes que detesto enormemente!!)

    Curioso es saber que he estado en una manifestación en contra del maltrato animal (sí, no todos los que defendemos a los “sin voz” somos “perro flautas”) y me ha tocado escuchar acusaciones de que llevábamos una bandera republicana porque al alcalde de turno se le ocurrió manifestarlo a la prensa… eso sí, no he visto a ningún medio sacar una foto de esos momentos confirmando dichos comentarios…

    Así que, agradecería que, para fomentar ciertas falsas ideologías no se mezclaran ciertos temas que NADA TIENEN QUE VER!!

  4. Se puede ser de derechas y republicano, naturalmente. Lo que pasa que la tendencia es que si eres de derechas en España, casi siempre va emparejado a ser monarquico y viceversa.

    En cuanto a la imagen idealizada de la II República por parte de la izquierda, es la misma que tiene la derecha en relación al Franquismo, abanderada por pseudo historiadores como Pio Moa cuyos análisis y conclusiones son rechazadas por la Comunidad de historiadores internacionales por errores de base en la valoración de las fuentes para crear su revisionismo histórico.
    La II República trato de hacer de España un Estado moderno, acabando con todos los privilegios existentes en los estamentos del Antiguo Régimen, todo esto en un contexto de crisis económica y social agravada por la crisis mundial provocada por el Crack del 29. En este contecto, todas estas tensiones y resistencia al cambio por parte de un sector derivó en un golpe de Estado fallido y la consiguiente guerra civil, que es lo peor que le puede pasar un país y su identidad nacional.

    En cuanto al cambio de bandera, es interesante revisar la vexilología de los países de nuestro entorno. Cuando se pasa de monarquías absolutas a otros regímenes , normalmente por medio de la revuelta o revolución, se producen cambios en la bandera como sucedió en Francia. Aquellos países en los que el cambio de la monarquía a la democracia se ha realizado de forma pacífica como en Holanda, Dinamarca, Suecia, etc… la bandera ha permanecido.

    Coincido contigo en que muchas veces el republicanismo se centra más en el antimonarquismo que en debatir como sería una tercera república. No obstante, estos debates si que existen en la izquierda real (el Psoe para mí no es de izquierdas) y que yo sepa, no se producen en la derecha.

    Las banderas no dejan de ser símbolos de la identidad de una colectividad y reflejan la división de la sociedad española, fruto de una guerra civil, 40 años de dictadura y una transición imperfecta. Ser el segundo país del mundo con más desaparecidos por detrás de la Camboya de Pol Pot, donde se niega la reparación a las víctimas de la dictadura Franquista y poder enterrar a sus familiares dignamente bajo la justificación de que se mueven por el rencor y que quieren abrir heridas, mientras se mantiene un mausoleo de un dictador… son errores que impiden un consenso unánime sobre la bandera y la identidad de España.

  5. Estoy de acuerdo contigo en casi todo. Has dicho que en Francia se adoptó otra bandera depués de expulsar a la monarquía y eso es cierto. Pero después dices que otros países no han cambiado su bandera porque el cambio ha sido de forma pacífica y esto no es cierto, porque de todos los que has mencionado: Holanda, Dinamarca y Suecia, ninguno de ellos es república, es más, todos tienen Reyes.

    • A lo mejor me he expresado mal. Efectuan la transición de una monarquía absolutista (con sus singularidades) a otra parlamentaria, atendiendo las demandas de su pueblo. Y sí, sigue siendo una monarquía, pero coincidirás conmigo que es un cambio estructural de la organización de un Estado y las relaciones de poder dentro de la sociedad.

  6. La gente no tiene nostalgia de ninguna II República, simplemente quieren llevar la democracia a sus últimas consecuencias en un tiempo en que elegir a los representantes políticos de forma democrática es de lo más deseable, dada la desconfianza y hartazgo de la ciudadanía en los últimos tiempos quieren decidir. Las manifestaciones de los últimos días van por ahí. No son comunistas buscando una república popular o socialista, sino gente que pide elegir a sus líderes o representantes políticos de la forma más democrática. A la gente no le importa la historia ni la simbología de la II República; utilizan los símbolos de aquella república porque es la referencia simbólica repúblicana más próxima en el tiempo. Así lo creo yo.

    Sobre la última experiencia republicana que los izquierdistas pintamos tan guay, de colorines y con confeti y serpentinas, no se nos puede olvidar que se llegó a la ella por lo calamitoso, despótico, caótico y corrupto que resultó el reinado que le precedió. Porque, si decimos que España tiene una de las tradiciones monárquicas más antiguas de Europa, no pudo haber sido aquel régimen monárquico previo muy ejemplarizante que digamos, para haberle dado aquella oportunidad a la república por su propia incapacidad e incompetencia. De lo contrario, Alfonso XIII no tendría que haber cogido las maletas. No exijamos a la II república unos logros sociales y económicos que los gobiernos monárquicos de Alfonso XIII no pudieron obtener. Nadie carga las tintas contra los gobiernos de Alfonso XIII -y su regente- por el desastre del 98, semana trágica de Barcelona o la batalla de Annual y sí se le sacan las vergüenzas a la II república que, como se dice por aquí, tuvo que vivir una época muy difícil también.

    Sobre la forma de república a mí me da igual si presidencial, semipresidencial o parlamentaria; pero debería ser federal, eso seguro.

    • Que el reinado de Alfonso XIII fuera calamitoso no implica que la II República no lo fuera también, hasta desembocar todo en una guerra civil. No me quedo ni con uno ni con otro. En cuanto a las manifestaciones de estos días no estoy de acuerdo en que no sean comunistas o socialistas que busquen una república popular, tan sólo hay que ver las banderas que han llevado, y no me refiero sólo a la tricolor, sino con la hoz y el martillo, esteladas o con la estrella roja. Si que te doy la razón en que hay ciudadanos, que no son comunistas o socialistas, que también defienden un régimen republicano (yo mismo conozco), pero esos no van a las manifestaciones, entre otras cosas, porque no comparten la apropiación que hace la izquierda de la república y los símbolos que ahí se esgrimen como la bandera tricolor. Si realmente se quisiera construir un republicanismo integrador de todas las ideologías y mirando al futuro, la bandera tricolor, así como determinadas apropiaciones de la izquierda, se dejarían a un lado, porque hay gente que puede querer una república pero al final acaba rechazándola porque a la vez quiere los símbolos de España o una republicanismo que no sea sinónimo de II República.

  7. Republicano puede ser cualquiera, sin importar la ideología política de cada uno. Por ejemplo, yo soy falangista y, como tal, mi aspiración es alcanzar la República Nacionalsindicalista donde el único soberano sea el pueblo trabajador. La bandera preferiríamos poner la que encabeza tu artículo pues es una forma de simbolizar la ruptura con la monarquía, pero a la vez demostramos que recordamos nuestro pasado, pues un pueblo que olvida su Historia y quién es, está condenado a desaparecer.
    Desde todo el respeto, mis camaradas y yo nos oponemos tanto al modelo defendido por Rafa (Comunismo) como al que defiendes en esta página (Liberalismo): uno por renegar del sentido espiritual e ideal del hombre, reduciéndolo a una existencia básicamente materialista y otro por renegar del sentido social y ser justificación del capitalismo, reduciendo a la persona a un mero factor de producción. Apostamos por la superación de ambos modelos por ser uno incompleto y otro cruel. Pero la cuestión ideológica no es lo que interesa aquí.
    Resumiendo, el ser republicano no significa ser “admirador de la Segunda República”, sino apoyar una forma de Estado sin rey, como aclaras en tu artículo. Por si te interesa te dejo un PDF sobre el republicanismo en la Falange fundacional y dos artículos del mismo tema de la página de los dos partidos más representativos del Nacionalsindicalismo puro: Falange Española de las JONS y Falange Auténtica. Un cordial saludo para tí y los demás comentaristas.
    http://revistas.uned.es/index.php/ETFV/article/viewFile/3133/2993
    http://falange.es/contenido/2014/06/03/las-dos-caras-del-republicanismo-espanol/
    http://www.falange-autentica.es/categorias/colaboraciones/1362-14-de-abril-por-un-espana-unida-y-republicana

  8. Bueno, no mencionen la primera república (de la cual han puesto el escudo), porque si saben cómo fue aquello, la España de hoy les parecería un mundo de color rosa.

  9. Pingback: La usurpacion de la Republica por la izquierda. – Divagaciones ¿irreales?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s