La #DobleMoral femiprogre

‘Femiprogre’, en su versión más radical ‘hembrismo’ o ‘feminazi’ (término usado por académicos como Pérez Reverte http://www.abc.es/20120306/cultura/abci-perez-reverte-estaba-siendo-201203060909.html ), dícese de la mujer de izquierdas que pervierte la igualdad entre hombres y mujeres convirtiéndola en la superioridad y el odio de unas contra unos, obsesionándose con imponer esa visión y creyendo a pies juntillas que las mujeres y feministas sólo pueden ser de izquierdas. La cosmovisión femiprogre, como no podía ser de otra forma, se sustenta en el mayor topicazo de todos: apoderarse de la defensa de la mujer como patrimonio único de la izquierda. Pero veremos como esa defensa no es tal, sino más bien acaba en el esperpento y el rechazo.

Me comentaba el otro día una compañera de partido concejala que, en una cena con asociaciones de mujeres, de izquierdas ellas, una le dijo que cómo era posible que teniendo esa sensibilidad y preparación estuviera en el PP, que se había equivocado. El problema del comentario, que no sé si responder con una carcajada o tristeza, es que no es algo aislado, sino el pensamiento extendido entre las femiprogres: tú no tienes derecho a defender a la mujer si eres de derechas. O lo que es peor, no hay mujeres preparadas en el centro-derecha (son señoronas que se dedican a fregar y cocinar para el marido), y si las hay, es porque viven en un estado de confusión que les impide ver las maravillas estelares de la izquierda. No se me ocurre forma más grotesca de machismo entre las que precisamente se creen que son las salvaguardas del feminismo.

Para las femiprogres uno de sus principales enemigos es la lengua castellana. Ese instrumento atroz inventado por los hombres machistas para dominar a la mujer. Cada vez que abren la boca, debe quedar claro este posicionamiento. De esta forma, la lengua se idiotiza hasta límites insospechados. Empiezan usando el femenino junto al masculino para todo, y de ‘los españoles y las españolas’ pasamos a tonterías como ‘los jóvenes y las jóvenas deben y deban comprar un gato o una gata’, obviando uno de los principios de la lengua, que es la economía del lenguaje para que sea más fácil hablar, algo que en castellano se hace a través de los nombres epicenos, aquellos en los que con el masculino plural se engloba a todo ser viviente, sea hombre, mujer o una rana hermafrodita.

La perversión del lenguaje se ha convertido en una competición de a ver quién dice la gilipollez más grande: desde las ‘miembras’ de Bibiana Aído a reclamar a la RAE que no incluya los términos que a las femiprogres no les gustan, como si fuera culpa de los académicos que el pueblo use ‘coñazo’ como sinónimo de aburrido.

La política de cuotas es otra de sus máximas. Las femiprogres se creen con derecho a que las coloquen por el simple hecho de ser mujer, no por ser las mejores. Y no hay mayor forma de machismo que esa política, donde la mujer deja de ser valorada por sus capacidades para ser un número más. También hay una carrera en este sentido para ver quién es más guay en esto de la paridad. Empezó Zapatero con su gobierno paritario, una política total de escaparate donde importaba más que bajo la mesa del Consejo de Ministros hubiera el mismo número de penes que de vaginas a que encima de la mesa hubiera grandes mentes.

Continuó la izquierda con el ministerio de la Igualdad (o ‘igual da’ que eran sus funciones), con las cuotas en las listas electorales, y está derivando en cosas como las listas cremallera (chico-chica-chico) planteado en la Conferencia Política del PSOE (esa en la que ‘el PSOE vuelve’ tras haberse ido a por tabaco o no sabemos dónde) o la imposición de cuotas en todos los ámbitos de la sociedad (que en un trabajo haya el mismo número de hombres que de mujeres, como si uno que entra en urgencias estuviera preocupado porque en la sala de operaciones haya el mismo número de cirujanos que de cirujanas y no de que sean los mejores médicos).

Las cuotas son la cosificación de las personas, y la prueba del total absurdo de la ideología femiprogre, pues una lista electoral que estuviera integrada por muchas mujeres sería ilegal, como pasó en el municipio tinerfeño de Garachico ( http://elpais.com/diario/2007/05/03/espana/1178143226_850215.html ). Además, es un ataque a la libertad de las personas para elegir el equipo que quieran (sean hombres, mujeres o extraterrestres) y a la cultura del mérito y el esfuerzo. Por eso, sabiendo que más del 90 por ciento de mi partido defiende el mérito por encima de la cuota ( http://www.20minutos.es/noticia/1752292/0/cospedal-cuotas/ofensivo-machista/para-mujeres/ ), no entiendo por qué no se deroga esta ley. No quiero volver a ver en 2015 que compañeros o compañeras preparados se quedan fuera de los puestos de salida en una lista electoral porque hay que cuadrar las cuotas de paridad y meten a gente que no lo merece por delante.

Las femiprogres necesitan un enemigo, como los curas y la Iglesia, y se mueven en la dicotomía de que todo aquel que no piense como ellas es “machista”. Hay expertas en buscar comportamientos machistas hasta debajo de las piedras, aunque no sean tales. Eso sí, como manda su #DobleMoral, siempre que no sean de izquierdas. Si alguien del PP hace un comentario inapropiado, una horda de mujeres ultraofendidas le linchará en la plaza mediática. Si por el contrario algún colega de IU o del PSOE hace comentarios ofensivos, el silencio sepulcral se apodera de las femiprogres (caso concejal de IU de Manilva, Cayo Lara condena pero la alcaldesa lo defiende http://www.malagahoy.es/article/malaga/1444234/concejal/iu/manilva/publica/twitter/comentarios/machistas/sobre/cospedal.html ). Otro caso curioso es el de un restaurante que quería hacer body-shushi en Vila-Real, levantando una oleada de críticas ( http://www.abc.es/local-comunidad-valenciana/20130115/abci-body-sushi-201301151248.html ) pero he aquí que si el body shushi se organiza en el Centre Octubre del catalanista Eliseu Climent, referente cultural de la izquierda valenciana, pues no pasa nada y nadie se queja ( http://www.elmundo.es/elmundo/2013/05/07/valencia/1367926202.html final de la noticia).

Lo mismo pasa con otros aspectos como la religión: si algún cura hace comentarios desafortunados, que se prepare la Iglesia, pero con el Islam, donde el trato a la mujer en algunos países es aberrante, se mira para otro lado. Ayer mismo saltaba la noticia de que Afganistán se plantea recuperar la lapidación ( http://www.elmundo.es/internacional/2013/11/25/52938b0961fd3d333b8b4570.html ) ¿Habéis visto una ola de comunicados de repulsa de las femiprogres? Yo tampoco.

La ingeniaría social es uno de sus instrumentos. Para ello, abrazan causas que convierten en supuestos símbolos de liberación de la mujer, como el aborto (ahí tenéis a las Femen, caso total de #DobleMoral, pues las femiprogres censuran que se use a la mujer como reclamo por su físico y las Femen basan su estrategia en llamar la atención enseñando los pechos), aunque se banalicen esas causas. El aborto, reconvertido por obra de la perversión del lenguaje en “autodeterminación de la sexualidad” o cosas así que parecen sacadas de un sueño de Artur Mas, es tratado como quien va al súper con la repetitiva cantinela de “libre y gratuito” y no como un problema de análisis.

En definitiva, debemos apostar por la igualdad entre el hombre y la mujer, con la educación y la concienciación, pero no desde una perspectiva de ataque a lo masculino, de idiotización del lenguaje o de imposición de alguien por el simple hecho de ser mujer. Esas conductas se convierten realmente en una máquina imparable de generar machistas por repulsa y hastío hacia las femiprogres.

Anuncios

3 pensamientos en “La #DobleMoral femiprogre

  1. LAS ABERRACIONES YA LAS ESTAN HACIENDO… MANIPULACION DE PALABRAS PARA MODIFICAR LA REALIDAD… CON VOCABLOS NUEVOS. CONTROL DE MEDIOS MAYORITARIOS Y CENSURA. LEYES FASCISTAS DE DISCRIMINACION POSITIVA, CREACION DE ORGANOS DE CONTROL E IMPLANTACION DE SU IDEOLOGIA DE GENERO, MUJER BUENA, HOMBRE HETERO CRIMINAL. PERO TODO SALDRA… http://seguimientoirregularidad.blogspot.com.es/
    http://seguimientoirregularidad.blogspot.com.es/2013/04/fahrenheit-2812-el-monopolio-de-la.html LIBRO FARENHEIT 28/12, EL MONOPOLIO DE LAIGUALDAD.
    LA JAULA, LIBRO QUE CUENTA UN SEGUIMIENTO A UN HOMBRE HETERO, POR UNA DENUNCIA FALSA O SIMULACION DE DELITO, MIENTRAS ESTE SEGUIMIENTO TIENE LUGAR… Y LOS DELITOS JUDICIALES A SABIENDAS, Y COMO BLOQUEAN LOS DERECHOS FUNDAMENTALES AL VIGILADO
    .http://seguimientoirregularidad.blogspot.com.es/2013/04/la-jaula-iii-la-realidad-es-mas.html
    NOTICIA DA ORIGEN AL LIBRO ANTERIOR.
    http://seguimientoirregularidad.blogspot.com.es/2012/07/blog-post.html

  2. Pingback: Y el PSOE volvió a sacar el dóberman: el socorrido machismo |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s