Hasta los mismismos

Imagen

Hasta ahí es donde estoy, sí, y perdone usted la expresión, de la doble moral que invade nuestra sociedad y que se dedica al asesinato mediático de personajes de derecha mientras ríe y aplaude los mismos comportamientos en la izquierda. Estoy hasta bajo del ombligo de que cada vez que alguien del PP, o que no comulgue con los postulados de la cosmovisión de la izquierda patria, abre la boca, empiece la temporada de caza y como cualquier perdiz de coto sea expuesto a las escopetas del escarnio mediático.

Si uno es miembro del PP tiene hablar con una exquisitez absoluta, midiendo caracter por caracter si no quiere jugarse el puesto público, mientras que si uno es del PSOE y más si eres de algún partido a su izquierda ‘antititodo lo que se menea’ tienes vía libre para insultar, alentar comportamientos violentos, llamar a cargarse el sistema o decir todo tipo de barbaridades sin más castigo que las risas y los aplausos de los propios y el silencio de los extraños.

No me entiendan mal, no quiero que los políticos de mi partido caigan en ese mismo juego, ni tampoco que lo hagan los de otras formaciones y organizaciones, pero es necesario decir basta ya, que estoy hasta el rabo, la minga o como quieran llamarlo, de ver como se ha destrozado la reputación de una persona por un comentario desafortunado simplemente por no ser de esa chupi megaguay izquierda indignada de iphone en mano y pancarta en la otra, mientras hacemos oídos sordos a la avalancha de ‘buena educación’ que llega desde el otro lado.

La balanza del escándalo algunos la tienen un poco descompensada, o su sensibilidad sólo se activa cuando está ante alguien de centro-derecha, si no es así no me explico como la diputada del PP el Les Corts Valencianes Carmen Amorós fue portada de todos los digitales tras confundir una cifra de parados con la del gordo de Navidad ¡a los cinco minutos de meter la pata!, con alusiones de escarnio nacional de esos periodistas que se creen los adalides de la independencia como Ana Pastor. Mientras, la portavoz del PSOE en Alicante, Elena Martín, sin venir a cuento, un día se nos despide con el comentario “a los curas os digo, ¡Sacad las Biblias de nuestras vaginas!” en Twitter pasando como uno comentario inocente más, sin menosprecio, sin titulares en digitales, sin que su nombre fuera objeto de censura de algún gurú periodístico… Pero es que ya saben ustedes, meterse con la Iglesia es divertido y gracioso. Es más, siguiendo la estela de buena educación de Martín, su compañera en el Ayuntamiento de Valencia, Anais Menguzzato, no quería ser menos y nos salió con “los rosarios en los ovarios” (no sé que obsesión tienen con meterse objetos religiosos ahí) y una vez más, el silencio.

Recientemente la División Azul fue durante un día noticia y Trending Topic en toda España, y no por una lección de historia, sino porque le llovieron chuzos de punta a la delegada del Gobierno en Cataluña por entregar un diploma a veteranos de esta división. De nada sirvió que la propia Guardia Civil remarcara que esta asociación es legal y reconocida, que sólo tiene un valor histórico y no ideológico, y que en el acto participaron otras asociaciones como la de aviadores republicanos. Llanos de Luna ya tendrá el sambenito eterno de nazi, fascista o lo que sea, con la amenaza constante de su dimisión, como si hubiera ido vestida de las SS a un acto público de homenaje a Hitler. Sin embargo, los mismos que la denuncian como la CUP, no tienen problema en decir que son la voz de Bildu o recibir el apoyo de terroristas de Terra Lliure. Es más, aún no he visto ningún Trending Topic o diario digital moralista denunciar los constantes homenajes a ese paraíso de la libertad y los derechos humanos que es Corea del Norte que en la red de los 140 caracteres realizan las juventudes comunistas, de IU, de izquierda plural o como narices se llamen.

Otro que se convirtió en estrella, muy a su pesar, fue el concejal del PP de Castellón Juan José Pérez en su artículo sobre el 15M donde se paso cuatro pueblos en sus calificativos. Se pasó, y el propio Pérez lo reconoció y emitió un comunicado explicándose, pero la apisonadora de la doble moral de la izquierda ya se había puesto en marcha, y este señor ya era noticia como si hubiera despotricado el mismo Rajoy. Ay, es que Pérez metió encima el dedo en la llaga: se atrevió a dirigir sus ataques contra el intocable 15M. Contra ese movimiento que a los medio encanta idolatrar y que desde el centro-derecha llevamos observando, provocación tras provocación, sin poder decir ni mu. Pérez explotó, y explotó demasiado, pero a la vez dejaba al descubierto una realidad: que quien ose meterse con ese megachupiguay pacifista demócrata y nada politizado por la izquierda 15M o sucedáneos como la PAH se las va a tener que ver con ellos… Y con los medios.

Esa misma maquinaria que llevó al paredón a Pérez es la misma que ha convertido en ídolo a personajes como Mònica Oltra, que por las mismas fechas decía en sede parlamentaria que a los militantes del PP les gusta conducir borrachos y se quedaba tan ancha. Las palabras de Oltra sólo le valieron un faldón anecdótico en un diario regional. A lo mejor porque ya estamos acostumbrados a su veneno dialéctico y los medio ya se han inmunizado, porque de esas, hay una retahíla, la más sonada la de llamar “hijos de los torturadores” a los diputados del PP. Y el premio no ha sido la censura pública a su actitud, sino el aplauso de la prensa y que una cadena de televisión nacional la convierta en su referente político.

El más sonado de todos fue el caso de Sigfrid Soria, ex diputado canario, que se dejó llevar por el momento en Twitter y amenazar a los “perroflautas” con “pegarles dos hostias” si se acercaban a sus hijas. Al minuto era Trending Topic, y a las horas ya le habían cesado de sus cargos orgánicos. Era el tema de toda tertulia y chascarrillo. Sus palabras eran motivo de repudio, sí, pero no he visto esa reacción foribunda de nuestra hipersensible sociedad hacia el portavoz del PSOE en Valladolid que decía que el PP nos obliga a tener hijos deformes, o el concejal de IU que pidió “empalar” a Toni Cantó.  Ni tampoco he contemplado ridiculizar a dirigentes de IU y Compromís, como Gaspar Llamazares o Joan Ribó, que loan el régimen venezolano donde la limpieza democrática, y en los últimos días hasta la del trasero, brilla por su ausencia. Ni un titular, ni una referencia.

Ya sabe, si usted es de derechas, o simplemente no comulga con la verdad establecida de la izquierda, tiene prohibido hablar de determinados temas como el aborto, la sexualidad o las diferencias entre personas sin correr el riesgo de ser calificado de fascista, machista, homófobo, xenófobo o monstruo caníbal que come niños. Lo estamos viendo ahora con la reforma del aborto. Cada vez que alguien abre la boca con argumentos en contra del aborto, a la hoguera con él, que seguro que será de alguna secta ultracatólica propia de una novela de Dan Brown. Sin embargo, si milita en la izquierda progre indignada de muchos ceros en su cuenta corriente, puede acusar a los demás de ser homosexual, ridiculizarle por ser mujer, hablar de deformes, de negros o de dictaduras incomprendidas por el capitalismo salvaje que realmente son verdaderas democracias.

Y así estamos, calladitos, ante esta doble moral imperante que nos asfixia por un lado y corre como un tornado por el otro. Ya ha llegado la hora de dejar de escondernos, de decir las cosas como son, con educación, pero sin complejos, y de denunciar a quien se pasan de la raya día y noche sólo por estar bajo el paraguas de la izquierda. También concienciar al lado periodístico, a ver si ajustan su balanza y dejan de subir al cadalso público los errores de unos mientras tapan, minimizan o incluso ríen las burradas de otros. El primer paso, que era decir que estoy, y permitidme que los incluya, que estamos hasta la polla de esta doble moral, ya lo hemos dado.

Postdata: he querido usar la expresión malsonante ‘hasta la polla’ precisamente por eso, para evidenciar que en labios de la izquierda sería algo divertido, normal, moderno, pero ¡ay como lo diga un facha retrogrado capitalista de esos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s